Los campeones desde el Inicio de la Liga

Campeones y subcampeones

Equipo

Campeón

Subcampeón

Años de los campeonatos

Años de los Sub-Campeonatos

Leones del Caracas

20

11

1947-48, 1948-49, 1951-52, 1952-53, 1956-57, 1961-62, 1963-64, 1966-67, 1967-68, 1972-73, 1977-78, 1979-80, 1980-81, 1981-82, 1986-87, 1987-88, 1989-90, 1994-95, 2005-06, 2009-10 1962-63, 1964-65, 1982-83, 1985-86, 1990-91, 1993-94, 1996-97, 1997-98, 1998-99, 2004-05, 2008-09.
Navegantes del Magallanes

10

12

1949-50, 1950-51, 1954-55, 1969-70, 1976-77, 1978-79, 1993-94, 1995-96, 1996-97, 2001-02 1946-47, 1948-49, 1951-52, 1952-53, 1953-54, 1970-71, 1974-75, 1992-93, 1999-00, 2000-01, 2006-07, 2009-10.
Tigres de Aragua

9

7

1971-72, 1974-75, 1975-76, 2003-04, 2004-05, 2006-07, 2007-08, 2008-09, 2011-12 1984-85, 1987-88, 1988-89, 1991-92, 2001-02, 2005-06, 2010-11
Tiburones de La Guaira

7

6

1964-65, 1965-66, 1968-69, 1970-71, 1982-83, 1984-85, 1985-86 1966-67, 1969-70, 1971-72, 1976-77, 1986-87, 2011-12
Águilas del Zulia

5

4

1983-84, 1988-89, 1991-92, 1992-93, 1999-00 1972-73, 1977-78, 1978-79, 1994-95
Cardenales de Lara

4

8

1990-91, 1997-98, 1998-99, 2000-01 1975-76, 1979-80, 1980-81, 1981-82, 1983-84, 1989-90, 1995-96, 2007-08
Caribes de Anzoátegui

1

1

2010-11 2003-04

Juego de las Estrellas

 

Series del Caribe

La Serie del Caribe es una competición de béisbol que reúne anualmente a los campeones de las ligas llamadas de invierno del béisbol profesional del área de Centroamérica y el Caribe. Actualmente participan México, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

Equipo

Años de los campeonatos

Total

Navegantes del Magallanes 1970, 1979 2
Águilas del Zulia 1984, 1989 2
Leones del Caracas 1982, 2006 2
Tigres de Aragua 2009 1

Mánagers Campeones

Manager

País

Equipo

Titulos de Liga

Temporada

Daniel Canónico

Sabios del Vargas

1

1946

Ernesto Aparicio

Sabios del Vargas

1

1946-47

José A. Casanova

Cerveceria Caracas

1

1947-48

José A. Casanova

Cerveceria Caracas

2

1948-49

Lázaro Salazar

Navegantes del Magallanes

1

1949-50

Lázaro Salazar

Navegantes del Magallanes

2

1950-51

José A. Casanova

Cerveceria Caracas

3

1951-52

Martín Dihigo

Leones del Caracas

1

1952-53

Buster Mills

Pastora de Occidente

1

1953-54

Lázaro Salazar

Navegantes del Magallanes

3

1954-55

Regino Otero

Industriales de Valencia

1

1955-56

Clay Bryant

Leones del Caracas

1

1956-57

Regino Otero

Industriales de Valencia

2

1957-58

Regino Otero

Industriales de Valencia

3

1958-59

Rodolfo Hernández

Industriales de Valencia

1

1960-61

Regino Otero

Leones del Caracas

4

1961-62

Robert Hoffman

Industriales de Valencia

1

1962-63

Regino Otero

Leones del Caracas

5

1963-64

José Antonio Casanova

Tiburones de La Guaira

4

1964-65

Tony Pacheco

Tiburones de La Guaira

1

1965-66

Regino Otero

Leones del Caracas

6

1966-67

Regino Otero

Leones del Caracas

7

1967-68

Wilfredo Calviño

Tiburones de La Guaira

1

1968-69

Carlos Pascual

Navegantes del Magallanes

1

1969-70

Graciano Ravelo

Tiburones de La Guaira

1

1970-71

Rod Carew

Tigres de Aragua

1

1971-72

Oswaldo Virgil

Leones del Caracas

1

1972-73

Oswaldo Virgil

Tigres de Aragua

2

1974-75

Oswaldo Virgil

Tigres de Aragua

3

1975-76

Don Leppert

Navegantes del Magallanes

1

1976-77

Felipe Rojas Alou

Leones del Caracas

1

1977-78

Willie Horton

Navegantes del Magallanes

1

1978-79

Felipe Rojas Alou

Leones del Caracas

2

1979-80

Alfonso Carrasquel

Leones del Caracas

1

1980-81

Alfonso Carrasquel

Leones del Caracas

2

1981-82

Oswaldo Virgil

Tiburones de La Guaira

4

1982-83

Rubén Amaro

Águilas del Zulia

1

1983-84

Aurelio Monteagudo

Tiburones de La Guaira

1

1984-85

José Martínez

Tiburones de La Guaira

1

1985-86

Bill Plummer

Leones del Caracas

1

1986-87

Bill Robinson

Leones del Caracas

1

1987-88

Pete McKanin

Águilas del Zulia

1

1988-89

Phil Regan

Leones del Caracas

1

1989-90

Domingo Carrasquel

Cardenales de Lara

1

1990-91

Pompeyo Davalillo

Águilas del Zulia

1

1991-92

Pompeyo Davalillo

Águilas del Zulia

2

1992-93

Tim Tolman

Navegantes del Magallanes

1

1993-94

Pompeyo Davalillo

Leones del Caracas

3

1994-95

Gregorio Machado

Navegantes del Magallanes

1

1995-96

John Tamargo

Navegantes del Magallanes

1

1996-97

Omar Malavé

Cardenales de Lara

1

1997-98

Omar Malavé

Cardenales de Lara

2

1998-99

Marc Bombard

Águilas del Zulia

1

1999-00

Nick Leyva

Cardenales de Lara

1

2000-01

Phil Regan

Navegantes del Magallanes

2

2001-02

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

1

2003-04

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

2

2004-05

Carlos Subero

Leones del Caracas

1

2005-06

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

3

2006-07

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

4

2007-08

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

5

2008-09

Dave Hudgens

Leones del Caracas

1

2009-10

Julio Franco

Caribes de Anzoátegui

1

2010-11

Buddy Bailey

Tigres de Aragua

6

2011-12

 

Tigres de Aragua

Es un equipo de béisbol, que participa en los torneos organizados por la Liga Venezolana de Béisbol Profesional desde la temporada 1965-1966. Tienen su sede en el Estadio José Pérez Colmenares, ubicado en la ciudad de Maracay, capital del estado Aragua, al centro-norte de Venezuela. El equipo toma su nombre del significado del vocablo que da nombre a la ciudad de Maracay, que en la lengua de los indios caribes significa tigre.

Es considerado uno de los equipos con mayor seguimiento en el país. Durante los torneos regulares de pelota en Venezuela, disputan rivalidad en las series bautizadas como “los rivales del centro con Navegantes del Magallanes2 (cuya sede está en la vecina ciudad de Valencia), y en la serie “duelo de felinos” con el equipo de la capital, Leones del Caracas.3

Historia

La afición aragüeña se vio favorecida con la expansión de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional en la temporada 1965-1966 por la inclusión de su propio equipo de pelota. La nueva franquicia ingresó junto a Cardenales de Lara, para ampliar el circuito a seis equipos y fue conducida en su año de estreno por José Antonio Casanova, estratega que había dirigido exitosamente con anterioridad a los conjuntos Cervecería Caracas y Tiburones de La Guaira.4 Lamentablemente, Casanova no contó con respaldo suficiente del material nativo en la primera temporada y finalizó en la última casilla al ganar solamente 18 de los sesenta encuentros programados en el calendario regular.

En su tercera campaña en la liga y con el cubano Wilfredo Calviño en el cargo de manager, los Tigres logran su primera clasificación al ocupar el tercer puesto en la eliminatoria con marca de 30-30. No obstante esta mejoría, las ilusiones de los fanáticos se desvanecieron cuando el equipo perdió la final en partido extra contra Leones del Caracas por 5 carreras a 3.

El primer título llegaría en la séptima temporada de experiencia, la 1971-1972. Los Tigres contaban con una gran plantilla que incluía piezas como Rod Carew, David Concepción, Brant Alyea y el lanzador Roberto Muñoz en plan estelar. El ex bigleaguer panameño, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, reemplazó a Vernon Rapp en el cargo de piloto y ganó el campeonato de bateo con promedio de.355; Solamente Concepción bateó para promedio de.409 en la semifinal; Alyea fue líder en jonrones (12), remolcadas (36) y anotadas (42) de la eliminatoria y Muñoz encabezó el departamento de rescates con 11 en 27 apariciones e intervino en todos los partidos de la final contra Tiburones de La Guaira.

Los Tigres brillaron en la década de 1970 con otros dos títulos al ganar las temporadas 1974-1975 y 1975-1976. En la primera temporada vencieron a Navegantes del Magallanes en una final de seis partidos, con Concepción, Muñoz, Lyman Bostock y el serpentinero Milt Wilcox como principales soportes.

Para la 1975-1976 clasificaron en el tercer lugar, al finalizar la ronda regular con marca de 31-33, barriendo luego a Llaneros de Portuguesa en cuatro juegos en la ronda semifinal y superando a Cardenales de Lara en siete encuentros de la etapa decisiva con grandes aportes de Faustino Zabala, Duane Kuiper, Enos Cabell, Bostock, Concepción, Adrian Garrett, Teolindo Acosta y los lanzadores Pat Zachry, Gary Lavelle, Bill Campbell y Muñoz. En ambas ocasiones el dominicano Ozzie Virgil se encargó de trazar la estrategia del conjunto aragüeño.

Durante la década de 1980, ya sin poder contar con la legendaria figura de David Concepción, los Tigres tuvieron un desempeño irregular. Aun cuando algunos de sus jugadores se desempeñaron extraordinariamente a nivel individual, el rendimiento colectivo del equipo no fue suficiente para lograr otro título, pese a haber alcanzado la instancia final en 1985 (contra La Guaira), 1988 (contra Caracas), 1989 y 1992 (ambas contra Águilas del Zulia). En la década de 1990 la merma productiva se acentuó; si bien los Tigres lograron clasificarse a semifinales en contadas ocasiones, fallaron en todas ellas en alcanzar la serie final. Tal situación se mantuvo hasta la temporada 2001-2002, cuando los Tigres logran disputar su primera final en 10 años, perdiendo contra Magallanes. Es entonces cuando la directiva del equipo decide hacerse con los servicios del manager Buddy Bailey, decisión que no solo marcó un hito en lo que respecta al desempeño del equipo sino además repercutió de manera decisiva en el nivel de calidad del torneo venezolano.

Durante los siguientes años y siempre guiados por Bailey, los Tigres de Aragua ejercerían un verdadero y formidable dominio en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional al disputar seis finales de manera consecutiva, consiguiendo el título en cinco de ellas (ver Títulos Tigres de Aragua) y obteniendo así el derecho a representar a la liga venezolana en la Serie del Caribe, torneo que finalmente se adjudicaron en la edición de 2009. De esta generación destacan jugadores de la talla de Miguel Cabrera, Ronny Cedeño, Martín Prado, Luis Maza y Francisco Buttó.

Durante la temporada 2009-2010, el equipo resulta eliminado en la ronda regular, poniendo fin a una racha consecutiva de siete temporadas clasificando a la ronda semifinal (la 2002-2003 fue interrumpida cuando los Tigres lideraban cómodamente la tabla de clasificación). No obstante, el equipo reacciona y en la temporada 2010-2011 logra clasificarse por décimosexta ocasión a una final pero termina cayendo ante Caribes de Anzoátegui en 7 juegos, dejando su balance (hasta 2011) en 8 títulos por igual número de subcampeonatos. Debido a este extraordinario rendimiento en años recientes, el equipo ha adherido una nueva generación de fanáticos, quienes suelen llamar por ello a su equipo como el “equipo de la década”.

En la temporada 2011-2012 Tigres de Aragua comienza con el pie derecho ganándole al equipo de Cardenales de Lara 1 carrera por 0. Pero a lo largo de la temporada ciertos infortunios sucederían, quebrantando los ánimos del equipo. El secuestro de Wilson Ramos, el fallecimiento de Rosman García, la repentina baja de Lastings Milledge debido a un súbito contrato en las ligas asiáticas, y un sinfín de lesiones por parte de jugadores como Alex Romero, Guillermo Rodríguez y Ronny Cedeño, fueron duros golpes que por momentos se creyó que afectarían a la organización, pero como ya es costumbre, el equipo de los Tigres de Aragua se crece en los momentos difíciles. Fue así como en la recta final de la clasificación al Round Robin el equipo vence ambos encuentros en el doble juego pautado ante las Águilas del Zulia y se acredita un puesto en el Round Robin de la temporada 2011-2012. Hay que destacar que este pase directo fue posible a la victoria conseguida por Caribes de Anzoátegui ante Cardenales de Lara, un encuentro que llegó a entradas adicionales (12) y en el cual el jugador Luis Ugueto se vistió de héroe al robarse el Home para así ganar 5 carreras por 4 y simultáneamente darle el pase al “Todos contra Todos” a tres equipos: Tigres de Aragua, Águilas del Zulia, y Caribes de Anzoátegui.

Es en esta instancia del campeonato donde Tigres de Aragua sorprende una vez más a fanáticos y periodistas de la pelota venezolana (que daban por favorito al equipo de Tiburones de la Guaira por su excelente desempeño en la ronda regular) clasificando en el primer lugar a su segunda final consecutiva y novena en la década (Partiendo desde la temporada 2003-2004).

Posteriormente, se dio una final muy reñida entre los Tiburones y Los Tigres, en donde finalmente el 29 de enero de 2012, en el estadio José Pérez Colmenares de la ciudad de Maracay, los Tigres de Aragua se coronan nuevamente campeones de la LVBP, en un 6to juego muy batallado por los bengalíes y que dejo la serie final en 4 a 2.

Estadio

La sede de los Tigres de Aragua es el Estadio Jose Pérez Colmenares, que posee una capacidad de 15.000 espectadores aproximadamente y fue inaugurado en el año 1965. En la actualidad el JPC, es uno de los mejores parques deportivos del país. Ofreciendo entre otras cosas:

Plazoleta ubicada en la zona externa del Estadio, siendo éste el único en Venezuela que posee tal cosa.

Pantalla Electrónica de última generación, con la cual se realizan diversos concursos en los que se interactúa directamente con la fanaticada presente en el estadio.

Según diversas publicaciones, cuenta con los mejores baños entre los estadios del país.

Según medios como las cadenas televisivas ESPN, Meridiano TV, Venevision, entre otros, el estadio José Perez Colmenares cuenta con las mejores cabinas de transmisión entre todos los estadios de Béisbol Profesional de Venezuela, al contar con excelente visualización del terreno de juego, sistema de aire acondicionado, Internet de banda ancha, entre otras. El techo de las gradas, fue diseñado por el Ingeniero civil falconiano Ibrahim López García, está hecho de láminas de concreto armado de gran luz y mínimo espesor. Su diseño surge como una optimización de la forma de la hoja de la palma real.

Mánagers históricos

  • José Casanova
  • Carlos Pascual
  • Calvin Ermer
  • Wilfredo Calviño
  • Roger Graig
  • Vern Rapp
  • Rod Carew
  • David Concepción
  • Jim Frey
  • Ozzie Virgil
  • Roy Majtyka
  • Enrique Izquierdo
  • Remigio Hermoso
  • Bob Didier
  • Jim Fregosi
  • Jack Lind
  • Jim Shellenback
  • Mark Bombard
  • Mike Hart
  • Rick Down
  • Grady Litle
  • Eddie Rodríguez
  • Alfredo Ortiz
  • Trey Hillman
  • Bill Plummer
  • Rodolfo Hernández “Popy”
  • Bill Plummer
  • Buddy Bailey

Números Retirados

13
David Concepción “El Rey David”
SS
Retirado

18
Jesús Méndez “El Chalao”
OF – 1B
Retirado

11
Luis Aparicio
SS
Retirado

Títulos obtenidos

Artículo principal: Títulos Tigres de Aragua.

Palmarés Local

9 Títulos

  • 1971-1972: Vs Tiburones de La Guaira
  • 1974-1975: Vs Navegantes del Magallanes
  • 1975-1976: Vs Cardenales de Lara
  • 2003-2004: Vs Caribes de Anzoátegui
  • 2004-2005: Vs Leones del Caracas
  • 2006-2007: Vs Navegantes del Magallanes
  • 2007-2008: Vs Cardenales de Lara
  • 2008-2009: Vs Leones del Caracas
  • 2011-2012: Vs Tiburones de La Guaira

Registros históricos en la LVBP

Tigres Vs. Ganados Perdidos
Águilas del Zulia 238 216
Cardenales de Lara 249 212
Caribes de Anzoátegui 60 58
Leones del Caracas 196 236
Navegantes del Magallanes 222 231
Tiburones de La Guaira 213 218
Bravos de Margarita 90 84
Totales 1317 (49.97%) 1333

Premios de la LVBP a jugadores de Tigres de Aragua

Premio Ganador Temporada
Jugador más Valioso
  • Eduardo Pérez
  • Roberto Zambrano
  • Roberto Zambrano
  • 94-95
  • 99-00
  • 01-02
Pitcher del Año
  • Joe Ausanio
  • Richard Garcés
  • Willie Eyre
  • Horacio Estrada
  • 90-91
  • 94-95
  • 05-06
  • 06-07
Novato del Año
  • José Manuel Tovar
  • Virgilio Mata
  • Jesús Méndez “Chalao”
  • Fernando Mejías
  • Ronny Cedeño
  • 65-66
  • 69-70
  • 85-86
  • 94-95
  • 05-06
Regreso del Año
  • Alfredo Torres
  • Richard Garcés
  • Roberto Zambrano
  • Pedro Castellano
  • Pedro Castellano
  • Edgardo Alfonzo
  • 88-89
  • 93-94
  • 95-96
  • 98-99
  • 01-02
  • 11-12
Productor del Año
  • Leonardo Hernández
  • Roberto Zambrano
  • Roberto Zambrano
  • Roberto Zambrano
  • 87-88
  • 96-97
  • 99-00
  • 01-02
Relevista del Año
  • Joe Ausanio
  • Richard Garcés
  • Richard Garcés
  • Francisco Buttó
  • 90-91
  • 94-95
  • 95-96
  • 05-06
Manager del Año
  • Buddy Bailey
  • 06-07
SetUp del Año
  • Yohan Pino
  • 11-12

MANAGER

  • Welby “Buddy” Bailey

 

Circuito Radial

Todos los juegos de los Tigres de Aragua son transmitidos en directo por una red de emisoras de radio enlazadas al circuito oficial “Tigres de Aragua” que tiene cobertura en gran parte del territorio venezolano. Las emisoras enlazadas durante la temporada 2010-2011 fueron:

  • Auténtica 107.5 FM, emitiendo desde Maracay para la región central del país (estados Aragua, Miranda y Carabobo)
  • Radio Tropical 990 AM en Caracas
  • Radio Activa 102.3 FM en Barquisimeto
  • Radio Aeropuerto 1220 AM en el estado Zulia
  • Melodía Stereo 89.9 FM en Margarita
  • Radio Marina 103.7 FM en Puerto La Cruz y Barcelona

 

Tiburones de la Guaira

 

Son un equipo de béisbol perteneciente a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, en Venezuela. A pesar de tener como sede natural La Guaira, Estado Vargas, los Tiburones de la Guaira han tenido como estadio local desde su fundación en 1962 al Estadio Universitario de Caracas, en la ciudad vecina de Caracas.
Aun cuando en un principio su estadio original sería el “César Nieves” de Catia La Mar, éste no fue aprobado por la Liga Venezolana de Béisbol Profesional debido a sus reducidas dimensiones.

Origen del Equipo

José Antonio Casanova (1918 +1999)en el año 1962 pagó Un bolívar(Bs 1,00) como precio simbólico por el equipo Pampero, de quien era su manager dede la temporada 1961-1962. Casanova, paso a ser el primer Manager de los Tiburones de la Guaira; sin embargo, no disponía de dinero suficiente para mantener la franquicia, por lo que se une a varios empresarios venezolanos: Manuel Malpica, José Antonio Díaz, Jesús Morales Valarino, Mario Gómez y Pablo Díaz. Entonces el equipo comienza a participar en el campeonato 1962 – 1963 bajo el nombre oficial de los Tiburones de la Guaira. para la primera temporada logra obtener una marca de 23G y 19P, pero no logra llegar a la semifinal. Es en el año 1965 ante los Leones del Caracas en cinco juegos contra cuatro que obtiene su primer trofeo de Campeon de la pelota invernal de Venezuela.

El equipo fue dirigido por Casanova hasta 1965 y tuvo jugadores de renombre como: Luis Aparicio, miembro del Salón de la Fama del Béisbol de los Estados Unidos; Ángel Bravo, José Herrara y Elio Chacón. Una vez retirado Casanova, el empresario nativo de La Guaira Pedro Padrón Panza adquiere la franquicia y durante su gestión los Tiburones de la Guaira logran obtener 6 campeonatos en la liga, siendo el último de ellos en la temporada 85-86.

Pedro Padrón Panza fallece a los 78 años y el equipo queda en manos de su hijo Pedro Padrón Bríñez quien fallece en la tragedia ocurrida en el Estado Vargas en diciembre de 1999.

Como dato curioso, en el año 1975 ocurrió una fusión entre los Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas, debido a las diferencias sobre la renta que debían cancelar esos clubes a la [Universidad Central de Venezuela] por el uso del Estadio Universitario de Caracas, llamándose entonces los Llaneros de Portuguesa con sede en Acarigua, conocidos como los “Tibuleones” participando así sólo esa temporada tras la solución del conflicto.

Números retirados

  • 11 – Luis Aparicio
  • 13 – Oswaldo Guillén
  • 14 – Gustavo Polidor
  • 15 – Robert Marcano
  • 40 – Carlos Martínez Café
  • 41 – Aurelio Monteagudo
  • 03 – Luis Salazar

Títulos Obtenidos

7 Títulos Locales

  • 1964 · 1965
  • 1965 · 1966
  • 1968 · 1969
  • 1970 · 1971
  • 1982 · 1983
  • 1984 · 1985
  • 1985 · 1986

Premios de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional a jugadores de Tiburones de La Guaira

Premio Ganador Temporada
Productor del Año
  • Chad Curtis
  • Carlos Martínez Café
  • Carlos Martínez Café
  • Chris Jones
  • 91-92
  • 94-95
  • 95-96
  • 2000-01
Regreso del Año
  • Luis Salazar
  • Carlos Martínez Café
  • Liu Rodríguez
  • Wilfredo Romero
  • 86-87
  • 94-95
  • 03-04
  • 08-09
Novato del Año
  • Juan Quintana
  • Romo Blanco
  • Juan Monasterios
  • Gustavo Polidor
  • Argenis Salazar
  • Norman Carrasco
  • Carlos Mendonza
  • Francisco Rodríguez
  • Maximiliano Ramírez
  • Hector Sánchez
  • 63-64
  • 73-74
  • 76-77
  • 80-81
  • 81-82
  • 82-83
  • 2000-2001
  • 2003-2004
  • 2008-2009
  • 2011-2012
Jugador Más Valioso
  • Luis Salazar
  • Chad Curtis
  • Chris Jones
  • Gregor Blanco
  • 87-88
  • 91-92
  • 2000-2001
  • 2011-2012

 

 

Leones del Caracas

Es un equipo de béisbol de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Desde su creación ha tenido por sede el Estadio Universitario de Caracas en la Universidad Central de Venezuela.

Su nombre proviene del nombre oficial de la ciudad de Caracas Santiago de León de Caracas—, que le asignó Diego de Losada al fundarla en 1567. Por consiguiente, en el escudo representativo de la ciudad de Caracas aparece un león como símbolo. Es el equipo más ganador de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional con 20 campeonatos en total, además de ser uno de los equipo más populares de Venezuela.

Historia del Equipo

La historia del club tiene sus origenes con la compra de la compañía de licores Cerveza Princesa por parte de la empresa Cerveza Caracas en 1942. Princesa poseía una franquicia en el béisbol venezolano con el mismo nombre, pero su sede se encontraba Maiquetía, ubicada en el actual Estado Vargas. El equipo Princesa disputó su último partido el 7 de mayo de 1942. Así el 11 de mayo de ese año Cervecería Caracas debuta en el torneo de la primera división del béisbol en la temporada 1942/1943, ante el equipo Los Criollos en Puerto Cabello. El equipo fue conducido por el manager Alejandro Carrasquel. El 5 de abril de 1942 deciden adquirir el Estadio de San Agustín para el club, renombrándolo Estadio Cerveza Caracas, ubicado en la Parroquia San Agustín, muy cerca del centro histórico de Caracas.

El equipo lograría conseguir dos títulos hasta que en 1945 deciden junto con los Navegantes del Magallanes, los Sabios del Vargas y Patriotas de Venezuela crear la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Cervecería Caracas se caracterizó desde su fundación por sólo contar con jugadores venezolanos, pero el 29 de diciembre de 1950 se decidió dejar atrás esa política del club al contratar al primera base y jardinero Maurice Mozzali y al receptor Lester Fusselman. En esta nueva etapa de la pelota profesional Cervecería Caracas consigue 3 títulos de la LVBP con José Antonio Casanova como manager hasta 1952.

El Club cambia de nombre y de dueños el 8 de Agosto de 1952, luego de que el publicista y locutor deportivo Pablo Morales le comprara la divisa Cervecería Caracas, C.A. a Martín Tovar Lange por Bs 75.000,00 bolivares para convertirse en el único propietario. El mismo, Pablo Morales, le cambiaría el nombre por “Leones del Caracas” siendo su fundador, y se mantendría como único dueño hasta poco antes de morir (1970) cuando incluyó a Oscar Prieto como socio legal. El 17 de octubre de 1952 debuto en el recién construido Estadio Universitario de Caracas.

El 19 de noviembre de 1952 Dick Starr, primera estrella extranjera en la lomita de los melenudos, propinó el primer blanqueo de la divisa ante sus eternos rivales, los Navegantes del Magallanes, en victoria de 7-0. Starr aceptó sólo cuatro hits. Caracas finalizó campeón en la temporada 1952-53 de la mano del manager Martín Dihigo.

Ya en la campaña 1953-54, el ídolo Alfonso Carrasquel ligó, el 19 de diciembre de 1953, cuadrangular con las bases llenas ante el lanzador Jim Singleton del Gavilanes; dicha conexión fue el primer Grand Slam conectado por un jugador caraquista. Por su parte, Ray Murray apareció como el primer león en conectar dos jonrones en un juego durante la jornada del 17 de enero de 1954. Fue ante los envíos del lanzador Thomton Kipper de Pastora de Occidente.

Entre los hitos más importantes estuvo el del 23 de noviembre de 1961, cuando Víctor Davalillo propinó 14 ponches y llevó a la victoria al Caracas 2-1 sobre Pampero.Dicha cantidad de abanicados es cifra tope para un criollo.

Durante la 65-66, Lew Krausse impuso una nueva marca de ponches en un juego, al abanicar a 21 toleteros de los Cardenales de Lara el 3 de noviembre de 1965. De esa cifra, diez se produjeron en forma consecutiva. Krause estableció un tope de blanqueos en una campaña (6) junto a Marcelino López, quien lanzaba con Tiburones de La Guaira. Por si fuera poco, fue también colíder en triunfos con 12; también al lado de López.

Por su parte, el 15 de diciembre de 1970, Víctor Davalillo golpeó, por tercera vez en su carrera, cinco hits ante los Navegantes del Magallanes.

Durante la 71-72, Caracas impuso una lo que fue una nueva marca en el béisbol venezolano al ligar, el 18 de noviembre de 1971, 26 inatrapables ante los Navegantes del Magallanes. Los Leones ganaron ese juego 22 por 9.

El 6 de enero de 1973, el lanzador Urbano Lugo padre se cubrió de gloria al dejar sin hits ni carreras a los Tiburones de La Guaira, convirtiéndose en el primer criollo en lograr esta hazaña. Fue en un encuentro donde jugaron peloteros nativos, aunque no dejó de tener importancia. Caracas logró el título en esa temporada, bajo la batuta de Oswaldo Virgil, al superar el 28 de enero de 1973 al equipo Aguilas del Zulia 4-3. De esa manera, conquistaron su séptimo gallardete.

En la zafra 74-75, Víctor Davalillo ratificó que estaba predestinado para hacer historia en la liga. El 5 de noviembre de 1974, ante los Navegantes del Magallanes, ligó su hit número mil en el profesional. Dicha conexión se produjo en el Leones del Caracas crecía a medida que transcurrían las temporadas. No sólo aumentó la cosecha de más trofeos, sino también se inició el camino de una dupla que muchos recordarán como la mejor; esa que conformara Víctor Davalillo y César Tovar. Asimismo, Regino Otero asumió las riendas del equipo durante 8 temporadas y mostró, desde ese entonces, sus cualidades como manager ganador a toda prueba.

No se puede dejar de lado la presencia de importantes jugadores como Pete Rose, José Tartabull, Tony Curry, Ken Harrelson, Jim “El Bagre” Hunter, Dagoberto Campaneris, Diego Seguí, Luis Tiant, Howie Reed, Dwayne Murphy, Gonzalo Márquez, Teodoro Obregón, Aurelio Monteagudo, Dámaso Blanco y Luis Peñalver, quienes le dieron prestigio al uniforme melenudo.

Entre los hitos más importantes estuvo el del 23 de noviembre de 1961, cuando Víctor Davalillo propinó 14 ponches y llevó a la victoria al Caracas 2-1 sobre Pampero. Dicha cantidad de abanicados es cifra tope para un criollo.

En la temporada 1961-62, el cubano José Joaquín Azcúe ganó el liderato de carreras remolcadas de la temporada y se convirtió en el primer caraquista en hacerlo. En esa misma justa, exactamente el 4 de febrero de 1962, los Leones se impusieron 7-4 a Oriente y consiguieron su tercera corona en el béisbol venezolano. El 27 de enero de 1963, durante la campaña 62-63, Víctor Davalillo bateó de 4-1 ante los Tiburones de La Guaira para dejar promedio de .400. De esta forma se convirtió en el segundo jugador en lograrlo en la Liga, desde que lo hiciera Pablo García en 1946.

Durante el juego del 3 de noviembre de 1963, en plena temporada 63-64, el infield de los Leones del Caracas realizó el primer triple play en su historia frente a los Industriales de Valencia.

En ese mismo campeonato, el 5 de febrero de 1963, fue un día de duelo entre serpentineros cubanos. Orlando Peña sólo permitió cinco hits y una rayita para vencer a Luis Tiant y sus Industriales de Valencia. Este cotejo sirvió para obtener el cuarto título de la escuadra capitalina durante esa movida temporada.

Ya en la 64-65, Ken Rowe se convirtió en el primer serpentinero en lograr dos victorias en un mismo día en Venezuela. Dichos lauros los obtuvo sobre los Industriales de Valencia el 24 de enero de 1965. Al día siguiente, Caracas le ganó 21-5 al Magallanes. En ese encuentro los Leones impusieron una marca para entonces de 25 imparables.

Durante la 65-66, Lew Krausse impuso una nueva marca de ponches en un juego, al abanicar a 21 toleteros de los Cardenales de Lara el 3 de noviembre de 1965. De esa cifra, diez se produjeron en forma consecutiva. Krause estableció un tope de blanqueos en una campaña (6) junto a Marcelino López, quien lanzaba con Tiburones de La Guaira. Por si fuera poco, fue también colíder en triunfos con 12; también al lado de López.

El 12 de febrero de 1967, en la zafra 66-67, Paulino Casanova despachó cuadrangular ante Graciliano Parra de los Tiburones de La Guaira, en una séptima entrada de once rayitas que al final decretaron la victoria ante los litoralenses y el quinto campeonato de la liga.

El 3 de enero de 1968, durante la 67-68, Víctor Davalillo empujó 7 rayitas para implantar la marca del club en temporada regular en aquel entonces. Por su parte, el 4 de febrero de 1968, Gonzalo Márquez remolcó 8 carreras en un juego de play off, igualando la marca de la Liga impuesta por Marvin Williams en 1946.

En la misma zafra, los lanzadores cubanos Luis Tiant y Diego Seguí se adueñaron de la triple corona del pitcheo. Tiant fue líder en victorias (12) y ponches (111), mientras que Seguí capturó el primer puesto en efectividad con 1.34.

El 5 de febrero de 1968, Caracas, apoyado en la lomita por Diego Seguí, venció a los Tigres de Aragua 5-3 y retuvo su corona, la sexta del equipo en el béisbol venezolano y la segunda consecutiva.

Al comienzo de la temporada 68-69, Howie Reed dejó sin imparables ni carreras a los Navegantes del Magallanes durante el juego del 24 de octubre de 1968. Fue el tercer no hit no run en Venezuela.

En la campaña 69-70, Pompeyo Davalillo se había estrenado como manager del conjunto capitalino y siguió hasta la 71-72. Pese a que logró llegar dos veces a la semifinal, no pudo pasar a la serie final.

Varios fueron los hechos que destacar este tiempo. El 6 de noviembre de 1970, Caracas disparó 23 indiscutibles para derrotar al Magallanes 13-1. Octavio Rojas, Víctor Davalillo, César Tovar, Larry Howard y Rich Scheimblum conectaron tres hits cada uno. Por su parte, el 15 de diciembre de 1970, Víctor Davalillo golpeó, por tercera vez en su carrera, cinco hits ante los Navegantes del Magallanes.

Durante la 71-72, Caracas impuso lo que fue una nueva marca en el béisbol venezolano al ligar, el 18 de noviembre de 1971, 26 inatrapables ante los Navegantes del Magallanes. Los Leones ganaron ese juego 22 por 9.

En la temporada 72-73, Antonio Armas conectó el primero de sus 97 jonrones en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Fue el 4 de noviembre ante el derecho Ken Forsch de los Tiburones de La Guaira. La bola cayó en las gradas del jardín izquierdo.

De igual manera, es destacable lo hecho por Jesús Marcano Trillo, Diego Seguí y Joe Ferguson, quienes dispararon 3 jonrones no consecutivos en el cuarto episodio del juego ante Tiburones de La Guaira (15 de noviembre de 1972), que se constituyó en una marca para el Caracas en su momento.

El 6 de enero de 1973, el lanzador Urbano Lugo padre se cubrió de gloria al dejar sin hits ni carreras a los Tiburones de La Guaira, convirtiéndose en el primer criollo en lograr esta hazaña. Fue en un encuentro donde jugaron peloteros nativos, aunque no dejó de tener importancia. Caracas logró el título en esa temporada, bajo la batuta de Oswaldo Virgil, al superar el 28 de enero de 1973 al equipo Aguilas del Zulia 4-3. De esa manera, conquistaron su séptimo gallardete.

Uno de los más recordados jugadores extranjeros, Pete Koegel, disparó entre el 7 y 8 de diciembre de 1973, en plena temporada 73-74, dos jonrones con las bases llenas, para igualar a Billy Queen (53-54) como los únicos dos jugadores con partidos consecutivos conectando grand slams. Otra fecha para recordar fue el 8 de diciembre de 1973, cuando César Tovar disparó cinco incogibles en un mismo juego; la única vez que lo hizo en su carrera.

Koegel volvió a ser protagonista el 12 de enero de 1974, al conectar seis hits para igualar la marca de la Liga. En ese cotejo remolcó seis para dejar un nuevo registro de impulsadas en una campaña con 65.

En la zafra 74-75, Víctor Davalillo ratificó que estaba predestinado para hacer historia en nuestra liga. El 5 de noviembre de 1974, ante los Navegantes del Magallanes, ligó su hit número mil en el profesional. Dicha conexión se produjo en el cuarto inning.

Después de una ausencia en la 75-76, tras fusionarse con los Tiburones de La Guaira en lo que fue la recordada divisa Tibuleones de Portuguesa, Caracas volvió a la acción en la 76-77. El 23 de noviembre de 1976, Antonio Armas despachó dos cuadrangulares ante el conjunto de las Aguilas del Zulia. Fue la primera ocasión de las ocho veces que lo lograría en Venezuela.

Otro de los capítulos más importantes en la historia de los Leones y de la Liga de Béisbol Profesional se inició el 26 de noviembre, cuando Adrian Garrett inició su cadena de 28 partidos conectando al menos un hit, al batear de 4-2 ante Paul Reuschell de los Navegantes del Magallanes. Mientras tanto, el 21 de diciembre de 1976, Jesús Marcano Trillo completó 262 lances sin error defendiendo la segunda almohadilla. De esta forma fijó marca en la Liga.

Garrett empató el récord dejado por Henry Schenz de 27 juegos con al menos un hit durante el choque del 2 de enero de 1977. Dicho tope tenía 24 años de vigencia. Fue así como el 4 de enero, el estadounidense le disparó un sencillo al centro al serpentinero Brian Abraham de los Cardenales de Lara para imponer una nueva marca en la Liga de más juegos consecutivos dando de hit con 28 en una temporada.

Uno de los protagonistas de la campaña 77-78 fue Antonio Armas. El 4 de enero de 1978 le conectó jonrón a Juan Quiroz de los Navegantes del Magallanes, para así sumar el número 12 y derribar la marca de más cuadrangulares en una temporada para un criollo en poder de Luis “Camaleón” García. Luego, el 15 de enero de ese mismo año, anotó una carrera ante los Navegantes, para llegar a 62 en la zafra, cifra tope en el béisbol venezolano. El 27 de enero de 1978 Leon Roberts, Baudilio Díaz y Gonzalo Márquez golpearon jonrones no consecutivos ante Aguilas del Zulia en el sexto inning; primera vez que se logra esta hazaña en una final. Ante este mismo equipo, los Leones del Caracas consiguieron su octava corona de por vida, cuando ganaron 5-0 en el último de la final, con Pablo Torrealba destacándose en la lomita y Antonio Armas con un jonrón en la ofensiva.

En la campaña 79-80, la última de la década, Felipe Rojas Alou llevó nuevamente al equipo hacia el título. Sin embargo, un poco antes, el 23 de octubre de 1979, Baudilio Díaz iniciaba el camino al récord de más jonrones en una temporada al dar el primero de la justa.

El 7 y 10 de noviembre de ese año, Dwayne Murphy disparó sendos jonrones saliendo del banco ante Zulia y La Guaira respectivamente, para igualar la marca de más vuelacercas como emergente en una temporada. El 10 de enero de 1980 los Leones del Caracas derrotaron a sus eternos rivales 16 carreras por 2, para de esta manera llegar a 14 victorias sin derrota ante los valencianos en la serie particular, marca hasta ahora insuperable en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

En esa misma campaña histórica, concretamente el 12 de enero de 1980, ante los envíos de Aurelio Monteagudo de La Guaira, Baudilio Díaz disparó su jonrón número 20 de la campaña. Con dicha conexión, el receptor mirandino implantó un récord hasta ahora vigente. Finalmente, El 29 de enero de 1980, Caracas conquistó su noveno gallardete de la Liga al vencer a los Cardenales de Lara 5-2.

La temporada 80-81 significó la segunda conquista consecutiva del título lograda por Caracas, para de esa manera igualar lo hecho entre la temporada 1966-67 y 67-68, cuando también se anexaron sendas coronas. Fue el 26 de enero de 1981, gracias al trabajo combinado desde el montículo de Tony Brizzolara y Craig Eaton, aunado a un jonrón de Antonio Armas, que Caracas venció a Lara 4-3, para sumar su décimo campeonato en Venezuela. Fue primera vez que el conjunto de la Capital barrió una serie decisiva.

Cabe destacar que el 18 de diciembre de 1981 (en la ronda regular), Armas disparó su vuelacercas número 64, con el que desbancó a Luis “Camaleón” García, quien poseía el tope de por vida en este departamento (63). Se lo dio a Bill Caudill de Magallanes en el estadio Universitario.

El equipo Leones del Caracas se consolidó como el mayor ganador en la historia de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional y no sólo eso: se anexó otro éxito en su trajinar al obtener el título de la Serie del Caribe, bajo el mando de Alfonso Carrasquel y el solvente respaldo de los ídolos Antonio Armas, Baudilio Díaz, Gonzalo Márquez, Dave Henderson, Steve Sax, entre otros.

Por primera vez en la historia de la LVBP, un equipo logra anidar tres gallardetes al hilo en la misma cantidad de temporadas consecutivas. Los Leones del Caracas, con el “Chico” Carrasquel como manager, clasificaron a la semifinal en un juego extra realizado ante los Tigres de Aragua. De esa manera pasaron a la final ante los Cardenales de Lara y el 25 de enero de 1982 vencieron a los plumíferos 4-3, apoyados en un solvente trabajo de Ubaldo Heredia desde la lomita, para anexar el cetro número 11 en la historia de los capitalinos.

En esta recordada temporada podemos mencionar algunos pasajes importantes como el protagonizado por Dave Henderson, Antonio Armas y Jim Maler, quienes dispararon cuadrangulares no consecutivos en una entrada. Dicha hazaña -que igualó lo hecho el 15 de noviembre de 1972- se logró el 17 de noviembre de 1981 en Valencia contra el Magallanes.

También, el 4 de diciembre, el lanzador importado Tom Dixon logró su victoria consecutiva número 19 al superar a los Cardenales de Lara. Dicha cifra es récord de la liga. Viajaron a Hermosillo, México, y se trajeron de vuelta el trofeo de la Serie del Caribe.

Por otra parte, en la semifinal de la campaña 82-83, Kevin Bass dejó su nombre en los libros de records. Fue el 16 de enero de 1983 cuando bateó de 5-3 con dos jonrones, uno de ellos un grand slam, para impulsar ocho rayitas. Con esta cifra igualó el récord de fletadas para postemporada. Gracias al trabajo de Bass, Caracas accedió a la final ante los Tiburones de La Guaira.

Cuatro temporadas pasaron para que los Leones del Caracas reconquistaran un título. En la zafra 86-87, en una serie final inolvidable, vencieron a los aguerridos Tiburones de La Guaira en cuatro juegos.

Pero antes, el inolvidable Víctor Davalillo conectó, el 5 de diciembre de 1986, un sencillo al jardín derecho ante el zurdo Félix León, para así alcanzar su hit número 1.500 en el béisbol profesional venezolano.

Cabe destacar que el 7 de enero de 1987, Dwight Taylor alcanzó su octavo imparable en forma consecutiva para igualar la cifra tope en Venezuela. Por su parte, Donell Nixon, otro de los importados de esa justa, se estafó cuatro almohadillas ante los Tigres de Aragua para romper la marca de más bases estafadas en una campaña que estaba en poder de Jeff Stone (Aguilas del Zulia) con 43.

Otro pelotero que dejó un grato recuerdo en este campeonato fue Ubaldo Heredia, quien el 10 de enero lanzó cuatro entradas para dejar efectividad de 1.08, fijando de esta forma una marca para serpentineros criollos.

En el juego que le dio el título a los Leones del Caracas, el duodécimo de su historia, Urbano Lugo Jr. propinó un no hit no run a los Tiburones de La Guaira el 24 de enero de 1987. Sin duda alguna, una de las mejores victorias en la pelota rentada nacional.

Por tercera vez, Caracas logró obtener dos coronas consecutivas. La temporada 87-88 fue propicia para ello; siempre con el decidido apoyo de Antonio Armas, Andrés Galarraga, Jesús Alfaro y Ubaldo Heredia. Fue el 31 de enero de 1988, cuando con un jonrón de tres carreras de Antonio Armas, los Leones derrotaron a los Tigres de Aragua para obtener su cetro número 13 del béisbol venezolano. Precisamente, en esta justa Omar Vizquel se consolidó como el campocorto de los Leones, gracias a una solvente actuación con su guante y madero.

En la temporada 88-89, los Leones implantaron una marca en lo que a triunfos consecutivos se refiere. El 15 de noviembre de 1988, el conjunto melenudo se impuso 7-2 a los Cardenales de Lara, con Urbano Lugo en el montículo, para así iniciar la racha hasta el 8 de diciembre. Fue así como quedó el registro en 18 lauros al hilo, después que Ubaldo Heredia y Jay Baller blanquearan a los Navegantes del Magallanes 1-0.

El quinto cetro de la década lo conquistaron los Leones en la 89-90. Después de llegar en el tercer puesto durante la ronda eliminatoria, en el “todos contra todos” semifinal, Caracas quedó en el primer puesto y disputó la final con los Cardenales de Lara. El 31 de enero de 1990, con un cuadrangular de Antonio Armas, vencieron a los larenses 5-3 y de esta forma obtuvieron su campeonato número 14. En la mayoría de los casos, lo positivo en los Leones del Caracas fue siempre la capacidad de renovar sus filas de peloteros estrellas. Fue una era en la que Phil Regan dirigió al equipo en ocho oportunidades, convirtiéndose también en un importante hombre de béisbol, cuyo aporte al conjunto capitalino fue vital. En la campaña 90-91, Brent Knackert culminó como el líder en efectividad con 0.92, convirtiéndose en apenas el cuarto serpentinero en lograr porcentaje de carreras limpias aceptadas menor a uno. Los otros fueron Jim Owens de Oriente (0.90), Mel Queen de los Tigres (0.76) y Mike Hedlund de La Guaira (0.75).

En la memoria de los aficionados está fija la temporada 93-94, pues fue la primera vez en que los “eternos rivales” del profesional venezolano, Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas, disputaron el cetro. Antes de ese importante episodio, el 22 de noviembre de 1993, Bob Abreu conectó de 7-5 para convertirse en el pelotero número 15 de la franquicia en batear cinco imparables en un desafío. Al día siguiente, el jardinero Jorge Uribe emulaba al “Come dulce” al disparar la misma cantidad de hits. También lo hizo Roger Cedeño el 17 de diciembre de ese mismo año, para así ser el número 17 en lograrlo.

Durante siete emocionantes encuentros, tanto Caracas como Magallanes se tranzaron en una guerra sin cuartel en busca de un gallardete que significaba más que eso. Al final, Magallanes se llevó los honores.

Uno de los astros del Caracas, Urbano Lugo Jr., alcanzó en la zafra 94-95 las 50 victorias de por vida. Fue el 18 de diciembre de 1994, cuando el diestro falconiano blanqueó a los Petroleros de Cabimas y se ubicó en el tercer puesto entre los serpentineros de la franquicia con mayor número de conquistas detrás de Diego Seguí y Luis Peñalver.

En esta misma temporada, Caracas recuperaba su sitial y pudo vengarse de Magallanes, cuando el 20 de enero, en un segundo juego extra por el pase a la final, se impusieron a los turcos 5-4. De esta manera, disputó el título con Aguilas del Zulia con la decidida intervención de Omar Vizquel y bajo el mando de Pompeyo Davalillo, quien había sustituido a Phil Regan a inicios del torneo. El 29 de enero Calvin Jones y Ugueth Urbina, en calidad de relevistas, detuvieron a la ofensiva de los zulianos y los Leones se impusieron en el sexto juego de la final con marcador de 5-2. Fue la diadema número 15 para la tropa capitalina.

Otro hecho que destacar fueron las 40.1 entradas consecutivas sin permitir carreras que logró el diestro Jesús Hernández el 9 de diciembre de 1995, en plena justa 95-96. De esta manera, fijó un récord en la liga.

Por otro lado, Omar Daal se convirtió en el primer serpentinero de los Leones en llegar a diez o más triunfos en un año desde que lo hicieron Diego Seguí y Howe Reed en la 68-69, al derrotar el 28 de diciembre de 1995 a los Caribes de Oriente, que significó su décima victoria de la temporada. Mientras tanto, el pitcher Ronnie Sorzano se convirtió en el Novato del Año, luego de concluir la ronda eliminatoria con marca de 5-2 y 1.36 de efectividad. La designación se dio a conocer el 12 de enero de 1996.

Daal se hizo merecedor, en el campeonato 96-97, del premio Pitcher del Año, al dejar balance de 9-1 con 1.49 de efectividad y 64 ponches. En esa misma justa, se realizó la segunda final entre Caracas y Magallanes. Nuevamente, la balanza se inclinó a favor de los carabobeños, esta vez 4 juegos por 1. Los Leones estuvieron dos veces más en la final, con Cardenales de Lara como principal oponente. En la 97-98, finalizaron en el segundo puesto de la División Oriental y pudieron pasar a la serie decisiva tras dejar balance de 12-4 en la semifinal. No obstante, Lara se llevó el trono bajo la dirección de Omar Malavé.

En la 98-99, una nueva oportunidad se abría para los melenudos. Pudieron alcanzar, de igual manera, el “todos contra todos” semifinal y pasaron al ganar 10 y perder 6 choques. No obstante, cayeron por segunda ocasión ante Lara en 6 juegos.

En la última campaña del siglo XX, Caracas no pudo clasificar, por primera vez desde la justa 92-93, a la postemporada. En una temporada signada por una cadena de 11 derrotas consecutivas y un despido de manager (John Stearns), el conjunto leonino llegó en el último puesto de la División Oriental con récord de 20-42. El año 2000 no simplemente fue un cambio de siglo sino que también fue el comienzo de un cambio de dueños para la divisa, ya que el Presidente del equipo, Pablo Morales Chirinos, su hermano Gonzalo Morales Chirinos y su sobrino Gustavo Morales Morales (en representación del resto de sus hermanos y sobrinos; herederos todos del patrimonio de su padre, el fundador Pablo Morales), junto con Oscar Prieto Parraga (socio y heredero también junto a sus hermanos) tras una prolongada negociación venden la totalidad de los derechos del equipo a la Organización Cisneros dirigida por el magnate Gustavo Cisneros. Cisneros, en la rueda de prensa de la compra del equipo anuncia a la fanaticada revolucionar la forma en que se venía dirigiendo un club de béisbol en Venezuela, en años siguientes se abrió la primera tienda exclusiva referente al equipo, que incluiría en sus servicios vender las localidades para los partidos. Ya entre los años de 1998 a 2000 el “Caracas” había renovado su imagen (logotipos y uniformes) por sugerencia y autoría de uno de sus socios, Jesús G. Morales Morales, quien propuso e impulsó la idea de desarrollar al máximo el fértil negocio que representan los suvenires en el deporte profesional a nivel mundial, y que no se le había prestado la suficiente atención hasta ese momento en Venezuela. En esos años, él incrementó la cantidad y variedad, a la vez que mejoró la calidad de estos; luego la Organización Cisneros (OC)al disponer de grandes capitales, ha podido ir desarrollando con mayor celeridad esa idea original.

El presidente de la OC, Gustavo Cisneros, anunció oficialmente la compra ante los medios de comunicación y demás invitados especiales, no sin antes resaltar la importancia de tener dentro del grupo un equipo cuyo principal alimento son los aficionados. De esta manera, se conformó una nueva estructura en la que las áreas deportivas y de negocios se manejan al estilo de las grandes ligas.

La primera temporada del siglo XXI (2001-2002) logró aglutinar a importantes figuras criollas como Bob Abreu, Omar Daal, Roger Cedeño, Ugueth Urbina, Alex González y Wiklenman González, quienes se habían consolidado en las mayores. En esa oportunidad, Antonio Alvarez conquistó el título de bateo con average de .359, el duodécimo en la historia de los Leones. Además, empató el registro de 8 hits en apariciones legales consecutivas, en el período comprendido entre el 2 y 6 de diciembre de 2000.

Por tercera ocasión, al menos dos bateadores alcanzaron en una misma campaña 10 o más jonrones. Bob Abreu (11), y Morgan Ensberg (10), emularon a la pareja conformada por Baudilio Díaz y Dwayne Murphy (en la 79-80 con 20 y 12, respectivamente) y al trío que en la 81-82 también hizo historia: Díaz (13), Antonio Armas (10) y Leonardo Hernández (10).

La campaña 2001-2002 también fue prodigiosa, pese a una tercera eliminación. El jardinero Jason Lane fue parte de una histórica jornada en la que sonó 3 cuadrangulares y remolcó 8 anotaciones. Fue el 6 de diciembre en el segundo juego de una doble tanda, en la que todas las carreras las produjo el pelotero estadounidense. El mismo Lane disparó 13 cuadrangulares, convirtiéndose en el decimosexto jugador de los Leones en conectar 10 o más vuelacercas en un torneo. Dax Norris, otro de los refuerzos de los capitalinos, hilvanó una cadena de 23 juegos consecutivos disparando al menos un inatrapable, para ponerse a poco de la marca establecida, en una temporada, por Adrian Garrett (de 28).

La temporada del 50 aniversario de los Leones del Caracas (2002-2003) fue inolvidable, pese a que no se completó la ronda eliminatoria. El conjunto capitalino terminó en el primer lugar de la División Oriental, con récord de 23-16, luego de tres campeonatos consecutivos sin ni siquiera alcanzar la segunda casilla. La incorporación de Tomás Pérez y Jackson Melián -quienes llegaron en cambio con Caribes de Oriente junto a Maicer Izturis- fue muy importante, al fortalecer la química que condujo acertadamente el dirigente Tim Tolman.

Otro torneo para recordar, la 2003-2004, Leones del Caracas logró su pase a la postemporada luego de una ausencia de 4 campañas en esta fase semifinal. Bajo el mando del estratega cumanés Omar Malavé, Caracas volvió registró de nuevo una récord positivo de 33-29 (.532), que provocó un triple empate en el primer lugar de la División Oriental junto a Caribes de Oriente y Tiburones de La Guaira.

El aporte del receptor Henry Blanco fue importante, pues con sus 11 jonrones y 51 empujadas, además de la ayuda dada a los lanzadores en su función de receptor, encaminó a los melenudos hacia la clasificación. Cabe destacar también la llegada del infielder [Marco Scutaro]] -proveniente de Pastora de Los Llanos junto al lanzador Alexander Lissir-, quien se hizo del título de bateo con .359 de average, convirtiéndose en el decimotercer jugador de los Leones en hacerlo.

En la campaña 2004-2005, los Leones del Caracas alcanzaron una final, algo que no lograban desde la zafra 98-99. Con un equipo batallador, fortalecido en muchos aspectos y nuevamente bajo la conducción del manager Omar Malavé, los melenudos disputaron con los Tigres de Aragua una reñida final que finalizó en el séptimo juego. El resultado no fue favorable al Caracas (por una carrera), pero quedó en evidencia las claras intenciones de capturar un gallardete. El récord logrado por los capitalinos fue de 39 triunfos y 22 derrotas (.639), el más efectivo desde la campaña 88-89 cuando el conjunto dirigido por el estadounidense Bill Plummer quedó en 39-21 (.650).

Uno de los ámbitos más importantes en esta oportunidad fue el poder exhibido por los Leones, al establecer una marca de 75 vuelacercas, dejando atrás la de 60 alcanzada en la temporada 1979-80. El jardinero Franklin Gutiérrez encabezó la producción al despachar 13 bambinazos, mientras que el infielder José Castillo anidó 10. Cabe destacar que fue la cuarta oportunidad en la historia del equipo que un par de toleteros superaran los 10 jonrones en un mismo torneo.

El Caracas tuvo en su grupo al Novato y Relevista de la temporada en las manos del zurdo Jesús Reina y del diestro Kevin Henthorne, respectivamente. Precisamente, en el cuerpo de relevista hubo muchas satisfacciones. Estuvieron a la altura de preservar juegos con un récord general de 22-7 y 3.75 de efectividad.

El esperado 16o título llegó después de 11 años en la 2005-2006. Con mucha inspiración y sorteando los altibajos, Leones del Caracas no sólo clasificó a la postemporada en una reñida División Oriental -quedó segundo con récord de 35-27-, sino que pasó a su segunda final consecutiva dejando atrás a su “eterno rival” Navegantes del Magallanes y ganándole a los Tigres de Aragua en 5 juegos, de los cuales los últimos ters fueron en el estadio Universitario.

Por si fuera poco, el Caracas también acabó con la sequía de 17 años sin que un equipo venezolano ganara una Serie del Caribe, pues se apoderó del trofeo de manera invicta en 6 juegos. El clásico realizado en las ciudades de Maracay y Valencia fue testigo del buen momento que vivió la divisa melenuda, dejando atrás al fuerte competidor de República Dominicana, Tigres de Licey.

Uno de las situaciones más particulares de la 2005-2006 fue la renuncia de Omar Malavé como manager, cuando estaba con registro de 21-22. El coach Carlos Subero asumió el mando y culminó con 14-5, marca que colocó a los melenudos en semifinal. Al final de la ronda eliminatoria, Caracas ganó 8 de los últimos 10 juegos y logró una seguidilla de 6 victorias. Por si fuera poco, en la fase semifinal, final y Serie del Caribe, el Caracas ganó 14 de sus últimos 15 compromisos.

Con el sabor de dos títulos logrados, el conjunto capitalino salió con mucho optimismo para el torneo 2006-2007. No obstante, los resultados no fueron los esperados. Se clasificó a la fase del Round robin en el segundo puesto de la División Oriental, aunque por primera vez los Leones pasan a la postemporada con récord negativo (29-33). En la fase previa a la final, los capitalinos tampoco tuvieron aciertos, pues por segunda vez en su historia dejaron un registro de 3-13 en este período semifinal.

El segunda base Marco Scutaro conquistó por segunda vez con el Caracas el título de bateo de la ronda eliminatoria con average de .367, logrando de esta manera darle a los Leones la decimocuarta corona en este departamento en su historia. Hubo, sin duda, muchas buenas noticias como la reaparición del jardinero Roger Cedeño (.316 Ave, 5 HR, 23 CI), mientras que el lanzador Renny Duarte -de regreso a su equipo original- se convirtió en un pitcher muy efectivo dentro del staff (4-2, 2.66 EFE en 14 JJ).

Sucedió en la campaña pasada, hubo un cambio de manager. El antiguo receptor Carlos Hernández suplantó a Carlos Subero el 21 de noviembre, luego que Caracas tenía récord de 11 triunfos y 21 reveses. Hernández dejó, al final, balance de 18-12 que le sirvió para acceder a la semifinal.

En la temporada 2007-2008, la Liga cambió de formato y se jugó, nuevamente, un “todos contra todos” en la ronda eliminatoria de 63 juegos. En esta oportunidad, los Leones no entraron en la postemporada, al finalizar en el sexto puesto -igualado con los Navegantes del Magallanes- con récord de 29-34. Si bien los melenudos ganaron nueve de sus últimos 15 juegos y estuvieron muy cerca de obtener el boleto a la semifinal, se quedaron cortos y pagaron el precio de un mes de octubre con foja de 6-11.

El versátil José Castillo conquistó el título de bateo -el decimoquinto cetro en este renglón para los leoninos- con average de .386 (207-80), para dar la nota positiva en este torneo. De igual manera, en lo que fue su primera campaña vistiendo el uniforme de rayas, el toletero Alex Cabrera aportó 13 jonrones para la causa en 38 encuentros jugados.

La temporada 2008-2009 llevó a los Leones del Caracas a otra final de campeonato, enfrentando por tercera vez consecutiva a los Tigres de Aragua, cuyo conjunto ganó la batalla de siete vibrantes encuentros. Los melenudos dominaron gran parte de la ronda regular y culminaron con un histórico récord de 42-21 (.667) que los ubicó en el primer puesto. Esos 42 lauros constituyó la mejor marca del Caracas en una campaña de 63 choques. Por si fuera poco, estableció tope en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional en carreras anotadas (400) y de más impulsadas (377), tumbando el hito logrado por el Pastora en la temporada 1953-54.

Sin duda, un hecho que marcó la actuación de los Leones en este torneo fue el récord impuesto por el infielder Jesús Guzmán, quien empujó 67 carreras y dejó atrás el de 65 de Pete Koegel de la 73-74, cuando jugó para el Caracas. Previamente, había dejado atrás Baudilio Díaz, cuya marca para un criollo estaba en 57 fletadas. La labor ofensiva de Guzmán (.348 de promedio y 13 jonrones) fue merecedora del premio Más Valioso que ganó con 42 de los 45 votos posibles de representantes de medios de comunicación del país.

Asimismo, el manager de la divisa capitalina, Frank Kremblas, tuvo un importante papel dentro de esta recuperación melenuda. Bajo su mando, estuvieron en el primer puesto la mayor parte de la campaña, lo cual le valió el premio al estratega del año. Si bien, el dirigente estadounidense tuvo una ausencia de nueve juegos -lo suplantó Carlos Lezcano con foja de 9 y 3- por motivos personales, el equipo continuó sin mayores problemas hacia la clasificación.

La ronda semifinal culminó con un triple empate en el primer puesto que se decidió en una jornada extra, cuyo primer juego lo liquidó rápidamente el Caracas frente a su futuro rival en la final, Tigres de Aragua, ganador del segundo cotejo frente a Tiburones de La Guaira. La serie decisiva fue vibrante, al punto que los Leones llegaron al sexto juego con una ventaja de 3-2. No obstante, el empuje de los Tigres de Araguafue determinante para que éstos se llevaran el título con dos triunfos consecutivos, escenificados en el estadio Universitario.

En la 2009-2010 se notó un equipo del Caracas sumamente crecido con 42-21 pasaron a la semifinal (esta vez no pasaron ni los Tigres ni los Cardenales a la semifinal) y lograron llegar a una final con sus eternos rivales los Navegantes del Magallanes, y en siete juegos Los Leones pudieron llevarse el tìtulo cosa que no lograban desde la temporada 2005-2006.

De cara a la temporada 2011/12 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, fue trasladado junto con Jackson Melián del equipo Leones del Caracas al de Bravos de Margarita, a cambio de los peloteros Yorvit Torrealba, Dixon Machado y Junior Subero, provenientes de dicho equipo.

Fanaticada y rivalidades

El club ha tenido buena aceptación entre la fanaticada venezolana, siendo uno de los equipos con más seguidores del país, si se toma en cuenta que hay otros equipos en las mayores ciudades de Venezuela y que en ciudades donde existe un equipo profesional se puede conseguir una gran cantidad de caraquistas.

Desde su creación, el equipo ha mantenido una notoria rivalidad con su similar Navegantes del Magallanes, ya que son los dos equipos con más seguidores del país, de allí que a ambos equipos se les conozca como Los Eternos Rivales. Ambos equipos históricamente cuentan con jugadores exitosos y títulos de liga logrados y disputados entre sí, pero irónicamente estos dos equipos han decidido 3 finales en la historia de la liga, la primera en la temporada de 1993/94, decidida en 7 juegos a favor de los Navegantes, en la temporada 1996/97, la cual se decidió en 5 choques también a favor de Magallanes y en la 2009/2010 ganado por el Caracas en 7 juegos.

Pero no se puede decir que es la única rivalidad de los Leones. El equipo de los Tiburones de La Guaira que, aunque representa al estado Vargas, específicamente a su capital La Guaira, comparte la sede Estadio Universitario con los Leones, lo que ha traído una agradable rivalidad entre los dos equipos y su fanaticada — residente en su mayor parte en Caracas. Ambos equipos han disputado varias finales y series decisivas entre ellos, las dos últimas en la temporada 1985/86 —en 7 juegos a favor de los Tiburones—, y la temporada 1986/87 —serie final decidida en 4 juegos a favor de los Leones, incluyendo un no-hit no-run histórico en el juego decisivo.

En los últimos años los demás equipos profesionales se han medido contra el equipo capitalino tanto en series finales como semifinales, sobre todo las Águilas del Zulia, los Cardenales de Lara y los Tigres de Aragua. Con este último ha ido creciendo una gran rivalidad en los últimos años, dando paso a lo que se conoce actualmente como el duelo de felinos y representado en la Gran Final del campeonato 2004/05 —ganada por los Tigres en 7 juegos—, en el 2005/06 —ganada por los Leones en 5 choques—, y en 2008/09, un nuevo triunfo de los Tigres en siete encuentros.

 

Títulos Obtenidos

Palmarés Local

20 Títulos Locales

  • 1947/1948 (Como Cervecería Caracas BBC)
  • 1948/1949 (Como Cervecería Caracas BBC)
  • 1951/1952 (Como Cervecería Caracas BBC)
  • 1952/1953
  • 1956/1957
  • 1961/1962
  • 1963/1964
  • 1966/1967
  • 1967/1968
  • 1972/1973
  • 1977/1978
  • 1979/1980
  • 1980/1981
  • 1981/1982
  • 1986/1987
  • 1987/1988
  • 1989/1990
  • 1994/1995
  • 2005/2006
  • 2009/2010

Caribes de Anzuategui

antes Caribes de Oriente, es un equipo de béisbol perteneciente la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.Con sede en el Estadio Alfonso Chico Carrasquel de la ciudad de Puerto la Cruz, Estado Anzoátegui, su creación viene dada como una tercera expansión de la Liga en 1990, conjuntamente con su creación, se crearon los Petroleros de Cabimas, que luego pasaron a llamarse Pastora de los Llanos y actualmente llevan el nombre de Bravos de Margarita. Actualmente es el campeon de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional 2010/11.

Historia

La idea de crear un equipo de béisbol profesional para la región de Anzoátegui es del señor Jesús Márquez pero fallece antes de realizar la propuesta por lo que en enero de 1987 la Dra. Gioconda de Márquez convoca a un grupo de personalidades de la región con la intención de dar calor al proyecto creado por su fallecido esposo.

Bajo esta concepción se instituyó un comité promotor conformado por integrantes de las fuerzas vivas del Estado, que entre otras actividades, tendría la misión de crear el ambiente propicio para solicitar a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional una franquicia para Puerto La Cruz.

De igual forma este comité motivó a distintos empresarios de la ciudad de Guayana para que conjuntamente se hiciera la solicitud formal de las dos franquicias.

A partir del año 1987, Caribes de Oriente inició un largo y difícil peregrinar por las diversas instituciones nacionales, estatales y municipales, con la finalidad de buscar el apoyo económico para la conclusión de las obras de remodelación del estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, escogido como sede del equipo por sus características y ubicación, a la vez que llenaba el requisito de posibilidad de ampliación para albergar quince mil fanáticos, siete mil de ellos instalados en la tribuna, entre sillas y bancos.

Otra dificultad adicional complicaba cada vez más la posibilidad de Caribes de Oriente de iniciarse como equipo de béisbol profesional y lograr su definitiva aprobación por parte de la liga, y ese era que no aparecía el equipo que hiciera pareja con la tribu oriental, ya que era necesario para la expansión del béisbol criollo una cifra par.

Guayana declinó sus aspiraciones a convertirse en sede para la pelota criolla por no mostrar interés en dicho proyecto de expansión.

Debido a esto la organización Cocodrilos de Caracas exigía ser franquicia beisbolística para operar en la ciudad capital, situación que fue vetada por las normas del béisbol organizado de tener más de dos equipos en una misma ciudad; por lo tanto quedó eliminada esa posibilidad y Curazao, que apareció como remota opción, representaba costos exagerados para los equipos.

En la convención de Mérida realizada en mayo de 1990 bajo la presidencia del Dr. Rafael Marcial Garmendia, se aprobó la expansión de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional a ocho equipos, con la incorporación de Caribes de Oriente con sede en Puerto La Cruz y Petroleros de Cabimas con sede en la ciudad de Cabimas. Estos nuevos equipos iniciarían actividad a partir de la temporada 1991/1992.

En la temporada 1996/97 acceden por primera vez al round robin semifinal, de la mano de Pompeyo Davalillo. Dejaron foja de 4 victorias por 12 reveses.

En la temporada 2003-2004 Caribes de Oriente alcanza su primera Final de la LVBP, cayendo derrotado en 6 juegos por los Tigres de Aragua, en esta final participaron por Caribes de Oriente jugadores de la talla de Magglio Ordoñez, Carlos Silva, Omar Infante, Robert Perez, Eliezer Alfonzo, Luis Gonzalez y Alberto Callaspo.

Para la Temporada 2005-2006, Caribes de Oriente cambia su nombre a Caribes de Anzoategui, ya que al estar establecidos en Anzoategui, precisamente en Puerto La cruz toman esta medida.

Para la Temporada 2008-2009 Caribes de Anzoategui cambia sus colores, que eran Verde y Amarillo por un renovado Azul Marino y Naranja. Cabe destacar que hasta la Temporada 2000-2001 el uniforme era de colores blanco y negro (muy similar al de Chicago White Sox).

En la temporada 2010-2011 consiguen su primer título1 en la historia de la franquicia después de 20 años de su fundación, al derrotar a los Tigres de Aragua5 en un séptimo juego que se disputó en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de la ciudad de Puerto la Cruz, Estado Anzoátegui. El cual finalizó 8 carreras por 7, logrando así pasar a la Serie del Caribe en representación de Venezuela la cual se disputó en Mayagüez, Puerto Rico. El jugador más valioso de la final por parte de Caribes, fue Luis Jiménez, y se destacan otras figuras como Alexi Amarista, Josh Kroeger (Refuerzo), Alex Herrera, César Suarez (Refuerzo), Endy Chávez (Refuerzo), entre otros. El manager campeón fue Julio Franco.

Títulos Obtenidos

1 Títulos Locales

  • 2010/2011

los Cardenales de Lara

es un equipo de béisbol perteneciente a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional en Venezuela, tiene como sede el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto, el color distintivo de la divisa es el rojo, por el cual la afición se ha ganado apodos como el «mar rojo», entre otros. Este equipo es también uno de los de mayor tradición en su país, y tiene una de las fanaticadas más exigentes de la LVBP, además de ser una de las franquicia mas antigua del deporte venezolano despues de la de los Navegantes del Magallanes.

Historia

El equipo fue fundado en 1942 por Amábilis Mendoza y Medardo Oviedo en la ciudad de Carora. Los altos costos para mantener el equipo los hacen buscar la ayuda económica de Antonio Herrera Gutiérrez. En 1944 Antonio Herrera Gutiérrez se queda definitivamente con el equipo. En su etapa amateur sus contrincantes en Carora fueron Buenos Aires, Torrellas BBC, Choferes y Liceo; luego en Lara sus contrincantes fueron Tocuyo, Japón y América. En 1962 debutan en la Liga Occidental, la cual termina de existir un año después, ante el trabuco que formó Cardenales, el cual era muy superior para los equipos existentes en el momento. Ya en 1964, Cardenales de Lara pasa a formar parte de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, conjuntamente con los Tigres de Aragua que fue el otro equipo de expansión. Cuando muere trágicamente Don Antonio Herrera en un accidente aéreo, funge como Presidente el doctor Ramón Zubillaga y se designa como gerente administrador del equipo a Emilio Ramón Castillo mejor conocido como Don Emilio, quien por varios años llevaría las riendas del equipo supliendo ese gran vacío. Hasta el presente, los Cardenales de Lara han venido jugando en el Estadio Barquisimeto (Actualmente Estadio Antonio Herrera Gutiérrez) de esa ciudad, si bien al principio jugaban en el estadio “Daniel ‘Chino’ Canónico”.

Comienzo

El advenimiento del béisbol a Carora se produce aproximadamente en 1919, de la mano del doctor Ramón Pompilio Oropeza, y en poco tiempo surgieron los dos primeros equipos, Rojos y Azules, que según la historia jugaban detrás del cementerio, en la “playa” de Don Juancho. Los terrenos donde jugaban los pioneros jugadores caroreños se les llamaba “playas”, quizás por sus grandes longitudes. Oropeza llevó los implementos para jugar, y se convirtió en el “Fundador” de la mayoría de los equipos torrenses.
Rubén Mijares, en su libro Sesenta Años del Cardenales (2002) señala que “La era del romanticismo en el béisbol caroreño, convirtió a los peloteros en artesanos beisboleros, cada uno interesado en fabricar el mejor bate o guante de la ciudad. Los guantes eran de lona y los bates de caujaro o guayabo”.
Entre 1927 y 1932, el equipo más poderoso fue el popular “Diablos de Carora”, de quien Antonio “Toñón” Herrera Gutiérrez fuera el presidente, electo por los propios jugadores. Los clubes de la época eran San Félix, Bariquigua, Piratas, Bolivia, Interrogación, Bomboná, La Victoria, Brisas de Maracaibo, El Sandino, mientras más tarde se les unirían Artes Gráficas, Juvenil Yankee, y el Venezuela.
Amabilis Mendoza y Medardo Oviedo fundan “Cardenales” en 1942, específicamente un 5 de noviembre, a partir de un pobre Brisas de Maracaibo, equipo que al parecer era el máximo perdedor entre los que jugaban en la tierra del Morere. Brisas de Maracaibo jugaba cerca del barrio Santo Domingo. El nombre de Cardenales le fue puesto gracias a los Cardenales de San Luis en el béisbol de Grandes Ligas. Las deudas del Cardenales crecían cada día, y era insostenible para sus fundadores, quienes en 1944, “tiran la toalla” y entregándole el mando del equipo a Herrera Gutiérrez, quien a la postre se quedaría con el equipo.
Cardenales gana su primer gran torneo en 1945 con un trabuco dirigido por Baltasar Mujica Franco, mejor conocido como Baltasar Franco. Las primeras figuras que jugaron bajo sus órdenes eran Ramón Ángel “Cairón” Rodríguez, Antonio “El Chirricoda” Meléndez, como pitchers, además de Nacho Rosas, Germán Mosquera, Rafael “Lito” Arenas, Isidoro “Lolo” Franco, Jonás Álvarez, Adolfo Martínez, Félix “El Tuteque” Chávez, entre otros.
Con este “Trabuco Cardenal” ganó el campeonato ante Buenos Aires, Torrellas y Los Choferes, en un certamen donde participaron los mejores peloteros de Carora, entre ellos el hoy presidente de Cardenales, Adolfo Álvarez Perera, para entonces centerfield del Torrellas.
Durante la temporada de 1953, el Hall de la Fama, Luis Aparicio, vistió la camiseta del Cardenales de Carora, luego de defender el shortstop en la Serie Mundial Amateur de ese año. Luego en la temporada 1972-1973, Aparicio sería mánager del equipo, pero en tierra barquisimetana.
Para 1962, Toñón Herrera se arriesgó y con un conjunto muy competidor, llevó al Cardenales al profesional en la liga Occidental, ante la dificultad de entrar a la liga grande, donde destacaban Magallanes y Caracas.
Era profesional
Para conformar un gran equipo, lo principal era el mánager, y quien mejor que Earl Weaver, el mismo que llevaría a los Orioles de Baltimore a conquistar 4 campeonatos de Liga Americana y 2 Series Mundiales, y que hoy tiene su nicho en el Salón de la Fama de Cooperstown.
La gran importación era comandada por George Stepanovich, Hill Kunkel, y el cubano-venezolano Aurelio Monteagudo como parte de la rotación. El poder era representado por el catcher John Griffin, el camarero Mickey McGwire, y los jardineros Roy Youngdal, Barry Shetrone unidos a los criollos Gilberto Valbuena, Cecilio Prieto, Celestino Cepeda, y Darío Rubestein.
Los mejores equipos del torneo eran Pastora (que quedó eliminado), Cardenales (que sería el subcampeón con récord de 9 y 7), y el campeón Rapiños. La siguiente temporada el Cardenales estuvo bajo la tutela del cubano Rodolfo Fernández.
Los jugadores extranjeros eran los cubanos Jacinto Hernández, Luis Tiant, y Aurelio Monteagudo, mientras que de Estados Unidos, vinieron Ken Sanders y Steve Bailey.
Cardenales estuvo escapado durante el campeonato y con récord de 14-3, fue a la final con Cabimas y los barrió, algo que decretó el fin del béisbol profesional en el Zulia, ya que anteriormente, Rapiños y Pastora abandonaron el certamen ante la superioridad notoria del Cardenales en el torneo.
El deseo del Herrera Gutiérrez se cumpliría para la temporada 65-66, ya que se produjo la primera expansión en la liga, permitiendo al Cardenales y a los Tigres de Aragua entrar como nuevos equipos en la contienda por el título.

Era de títulos

1990-1991

25 temporadas necesitó Cardenales para alcanzar el título de campeón de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Como si fuera la continuación de la final anterior, Domingo Carrasquel mantuvo a su equipo motivado, que en esencia era el mismo del 90, y contó con actuaciones individuales importantes. Cuatro abridores ganaron al menos seis juegos y Mike Timlin fue el mejor en salvados con 12. Luis Sojo repitió como campeón bate, siendo el primer criollo desde que lo hizo Víctor Davalillo en las temporadas 62-63 y 63-64, y se combinó con Alexis Infante para lograr un one-two terrible.
En la semifinal Cardenales terminó en primer lugar igualado con los Leones. Se repetía la historia, pero esta vez Cardenales era el favorito. En seis juegos, una gigantesca trifulca y con la inspiración de Alexis Infante, Cardenales ganaba su primer campeonato. Era el premio al esfuerzo de Luis Leal, Luis Aponte, José Escobar y Tobías Hernández, jugadores que habían sufrido las constantes derrotas ante los Leones. Además, fue el mejor premio para una fanaticada que soportó mil desilusiones hasta que por fin cantaron: “Somos Campeones”.

1997-1998

Cardenales estaba listo para satisfacer a la afición y el mánager Malavé junto a los jugadores criollos enfrentaron el reto y lograron 43 victorias, récord de la Liga en la segunda expansión. El pitcheo nativo sumó 38 triunfos, lo que constituye una marca, Beiker Graterol fue el “Pitcher del Año”, Juan Rincón “Novato del Año”, Steve Sinclair impuso un récord de 15 salvados para un lanzador zurdo y Giovanni Carrara fue líder en efectividad y ponches propinados. En la ofensiva se destacaron Miguel Cairo con 15 estafadas y las 37 empujadas de Robert Pérez. También fueron vitales las adquisiciones de Raúl Marcano y Alex Delgado, quienes se combinaron para 46 remolcadas. En la segunda parte del torneo, Cardenales se armó con Mark Whiten, Tim Crabtree, Scott Pose, Brian Hunter y el pitcher Roy Halladay.
En la final se vieron las caras Cardenales y Leones por sexta vez. El primer juego fue una idea de lo cerrado de la serie. Victoria del Caracas en extrainning, pero Cardenales se levantó con pitcheo Halladay en el segundo. Con la serie igualada a tres, jonrón de Robert Pérez pitcheo de Edwin Hurtado y Kelvim Escobar, le dieron al Cardenales el placer de lograr el campeonato, derrotando a los Leones en su casa, cosa que ocurría por primera vez en un juego decisivo en la historia de los Leones.

1998-1999

Conseguir un segundo título corrido fue la meta del Cardenales en la presente campaña y aunque las cosas no comenzaron bien, pues sólo se ganaron 2 de los primeros 11, el equipo terminó de primero en su División. Esto se debió a los cambios que hizo la gerencia en la importación, la cual al principio, no aportó nada a excepción de Mike Romano. En el mes de noviembre y con la clasificación complicada, Cardenales recibió a Jacob Brumfield, Robert Person y Jimmy Mann, además se incorporaron Miguel Cairo, Giovanni Carrara y Luis Sojo.
Mike Romano fue elegido “Pitcher del Año”, Robert Pérez nuevamente empujó cuarenta y Giovanni Carrara se estrenó como cerrador, logrando 10 rescates en forma consecutiva. En la semifinal, Cardenales era otro elenco con Mark Whiten, Wes Chamberlain y Tom Evans. Edwin Hurtado ganó 4 en esta instancia y Carrara salvó la misma cantidad, dándole el primer lugar al equipo.
En la final, pitcheo grande de Romano y bateo de Chamberlain derrotaron a los Leones por segundo año seguido. Romano tiró dos juegos completos por primera vez en una final, desde Jim Niedlinger en 1990.

2000-2001

Ante la ausencia de Omar Malavé, la directiva del Cardenales decidió traer a un viejo conocido. Nick Leyva llegaba con la intención de cobrar revancha por el título perdido en 1996. El club comenzó con caras nuevas y novatos como Raymond Cabrera, Luis Maza, Alexis Guzmán y Martín Malpica entre otros, se dieron a conocer. Edwin Hurtado copó la escena al ganar 11 encuentros, tirar un no hit no run ante Águilas, e imponer un récord de 14 victorias seguidas por un lanzador criollo. La ofensiva fue comandada por Luis Sojo, quien bateó.366 con 31 empujadas y por Luis Raven, un jugador que llegó del Pastora a cambio de Marcos Sandoval y Beiker Graterol, terminando con 9 jonrones y 40 empujadas. Miguel Cairo reapareció y bateó para.308, lo mismo que Kelvim Escobar. También fue el año de la consolidación de Cesar Iztúris. En la semifinal, el bate de Roberto Zambrano se unió al elenco, siendo clave con sus 3 jonrones y 9 empujadas. Iztúris fue el motor con average de.409 y junto a Ryan Freel, iniciaron todas las ofensivas larenses. En la serie final, Leyva tuvo el gusto de desquitarse del Magallanes y venció en 6 juegos. Miguel Cairo fue el MVP de la final. El último juego lo ganó Edwin Hurtado, respaldado por relevo de Kelvim Escobar y un Roberto Zambrano (quien venía como refuerzo desde los Tigres de Aragua) crecido a la ofensiva y defensiva.

Los Bravos de Margarita

son un equipo de béisbol perteneciente a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. En el 2007 sustituyó como franquicia a Pastora de los Llanos. Su sede actual es el Estadio Nueva Esparta, Porlamar.

Historia

En el último día de reunión en la Convención 2007 de la LVBP fue aprobada la solicitud de la franquicia Pastora de Los Llanos y a la directiva, encabezada por su presidente Tobías Carrero Nacar de mudarse al Estadio Guatamare de Porlamar en el Estado Nueva Esparta. Todo esto influenciado por las perdidas monetarias que el equipo había venido teniendo en los últimos años en el estadio portugueseño y por la baja afluencia de público. La solicitud fue aprobada por unanimidad por los otros 7 equipos de la liga en la Convención.
La extinta franquicia láctea, inició conversaciones con el Gobernador del estado, Morel Rodríguez, comprometiéndose a una inversión inicial de 3.500 millones de bolívares Fuertes para llevar el estadio a un aforo de 15.000 personas.

Recuerdos de la franquicia

Llegó a la LVBP por la Expansión del año 1991 junto a Caribes de Anzoátegui (entonces “De Oriente”), con el Nombre de Petroleros de Cabimas; posteriormente se cambió a Pastora de Occidente. Al instalarse en Portuguesa pasaron a llamarse Pastora de Los Llanos; finalmente se mudan al Oriente estableciéndose en la Isla de Margarita, actualmente se llaman Bravos de Margarita.
Su mejores años lo vivió como Pastora de Los Llanos estando cerca de acceder a la final en la 99-2000 cuando cayeron ante Magallanes en el último compromiso del round robin

Actualidad

En su primera temporada en esa sede (Margarita) lograron clasificar en la Temporada Regular para pasar el Todos Contra Todos. En la segunda temporada el equipo quedó en el último lugar en la Temporada regular a 19 juegos del primer lugar, pese a los intentos del club de reorganizar el equipo, despidiendo a su manager Phil Regan a inicios de esa campaña.1
En la Temporada 2009-2010 lograron clasificar de 4º lugar en la temporada regular para pasar por segunda vez a la Post Temporada (todos contra todos). Para el 2010 su sede sera utilizada para recibir la Serie del Caribe lo cual motiva fuertemente a está divisa a quedar campeón de la LVBP.

Aguilas del Zulia


Las Águilas del Zulia es un equipo de béisbol perteneciente a la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, en Venezuela, con sedes en el Estadio Luis Aparicio el Grande de Maracaibo,y Victor Davalillo de Cabimas y considerado uno de los equipos más seguidos de la pelota de ese país. Los 18 de noviembre dispután el Clásico de La Chinita y los 06 de octubre disputan el clasico de la virgen del rosario en Cabimas

Primeros pasos

Al desaparecer la Liga Occidental en 1963, el Zulia región beisbolera por excelencia, perdió su pasatiempo favorito, quedando aquella legendaria rivalidad entre el Pastora y el Gavilanes, que databa de los años treinta, en el recuerdo. Centauros, Racing, Cabimas, Espadón, Orange, Victoria y Cardenales de Lara, fueron los otros equipos que animaron éstos campeonatos, cuyo escenario principal fue el estadio “Alejandro Borges”. Desde el mismo año de 1963, fueron muchos los amagos que se hicieron para volver a insertar a Zulia en el béisbol profesional. En 1969 surgió la figura de Luis Rodolfo Machado Bohórquez, gran conocedor del movimiento beisbolístico por haber sido el principal accionista del Centauros de Maracaibo y aliado de Juan Antonio Yañez (Yanecito), con los Patriotas del Venezuela

Machado motivó a un grupo de empresarios deportistas de la región para adquirir la franquicia de los Llaneros de Acarigua, que tras concluir la temporada 1968-1969 fue puesta a la venta por su dueño, el Dr. Jesús Morales Valarino, luego de soportar cuantiosas pérdidas.

Después de haber recibido el visto bueno del Presidente de la Liga Central, Franklin White, y de los representantes de los equipos Leones de Caracas, Navegantes del Magallanes, Tigres de Aragua, Cardenales de Lara y Tiburones de La Guaira, se procedió a la adquisición formal, siempre con Luis Rodolfo Machado Bohórquez al frente y por un monto de 400.000 mil bolívares. La noticia fue celebrada en grande en el Estado Zulia regresaba el béisbol profesional al lugar de donde nunca debió salir Junto a Luis Rodolfo Machado Bohórquez se contaron José Trinidad Martínez, Alberto Plumacher, Simón Bromberg, Gabriel Fernández, Antoni Quintero Parra, Heberto Rutilio Ríos, Hugo Suárez Romero, Vinicio Pineda Gil, Rubén Darío Barboza, Guillermo Echeto La Roche, Fernando Pére Amado, Lucas Rincón Colmenares, Edgardo Fuenmayor Arrieta, Douglas Mavárez Granadillo, Sixto Márquez y Ernesto Montiel, como pioneros par el surgimiento del equipo Águilas del Zulia.

Aquel primer elenco comenzó inofensivo y sin figuras nativas, dando grandes pérdidas a sus accionistas, sin embargo, los deseos de Luis Rodolf Machado Bohórquez y Lucas Rincón, mantuvieron vivo el club y, hoy las Águilas del Zulia, son uno de los elencos más fuertes en la pelota invernal, con cinco coronas nacionales y par de Series del Caribe, que han hecho de la afición zuliana, una de las más orgullosas y felices de los últimos años.

Historia de un gran nombre

El nombre “Águilas” identifica al zuliano y se ha convertido en el ave que identifica la región por la fuerte empatía e identificación que el zuliano siente por su equipo, se le atribuye al Padre José Manuel Ríos.

La versión aceptada dice que estando el sacerdote en el estadio Alejandro Borjes durante el juego de la Chinita de 1968, Luis Rodolfo Machado principal accionista del club, le comentó sobre la recién concretada compra de los Llaneros de Portuguesa y en las tribunas le preguntó por curiosidad al Padre Manolo si se le ocurría algún nombre, mientras se tomaban unas cervezas Zulia, marca que portaba un águila azul sobre un fondo amarillo en la etiqueta de la botella.

El Padre Manolo dijo: “Mirá el Águila que aparece en ésta botella; recuerda también que el Palacio de Gobierno se llama El de las Águilas, muchos países ponen un águila en sus escudos y banderas; además el águila puede recordar a los zulianos el ave que identificaba su divisa pajarraca (Gavilanes, Rapiños), pero no se identifica totalmente con ella para no herir a los viejos pastoreños. Como véis, pudiera ser: Águila del Zulia ¿Te gusta?2.

Se dice que el nombre gustó tanto desde el principio que no se discutió ningún otro y desde ese momento, el Zulia acogió con los brazos abiertos a un club que más allá de lo deportivo, se convertiría en parte de la cultura, identificación e idionsincracia de sus habitantes. Hablar del equipo “Águilas del Zulia” envuelve no sólo un aguerrido sentimiento deportivo que identifica el regionalismo zuliano, sino también es una bandera de la personalidad y características de sus seguidores.

Títulos Obtenidos

5 Títulos Locales

1983−84
1988−89
1991−92
1992−93
1999−00

Navegantes del Magallanes

Es una entidad deportiva con sede en Valencia, Venezuela. Fundado como un equipo de béisbol el 26 de octubre de 1917 por un grupo de fanáticos bajo el nombre de «Magallanes de Catia», es la institución deportiva más antigua de Venezuela.2 Participa en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional desde su creación en 1945, siendo uno de los equipos más ganadores y con mayor fanaticada en el país. Además es el único club deportivo que ha dado nombre a una localidad (Los Magallanes de Catia).2 3

Ejerce su localía en el Estadio José Bernardo Pérez, que cuenta con una capacidad o aforo total para 15.000 espectadores, inaugurado en 1955.

Estadísticamente es el segundo club que más títulos tiene en Venezuela y al mismo tiempo uno de los clubes más laureados y reconocidos del Caribe. Fue el primer equipo venezolano en ganar una Serie del Caribe y además destaca por ser, junto a las Águilas del Zulia, los únicos equipos venezolanos en ganar dos Series del Caribe en una misma década. Es el club venezolano que más veces ha ganado el certamen, junto a Leones del Caracas y Águilas del Zulia con dos campeonatos.

Formó parte, en calidad de miembro fundador, de la Liga Local, además de ganar el primer juego celebrado en la Liga, venciendo a los Patriotas de Venezuela el 12 de enero de 1946, con el resultado final de 5 a 2.4

Su rival histórico son los Leones del Caracas, con quien disputa el “Clásico de los Eternos Rivales“, siendo este uno de los encuentros de mayor rivalidad del béisbol del Caribe.5 También disputa clásicos contra Caribes de Anzoátegui por la antigua localía en el oriente del país, y Tigres de Aragua, con quien disputa la “Batalla del Centro” ó “El clásico de la Autopista“, nombrados así por la cercanía entre las ciudades sedes de ambos equipos.

Historia

Era amateur

Los Navegantes del Magallanes fue constituido por primera vez el 26 de octubre de 1917 por un grupo de fanáticos, que como de costumbre se reunían en el “Back Stop” de Caracas. El dueño del bar, Antonio Benítez Abedanck, fue quien propuso mediante una votación que el equipo debía llamarse Magallanes, no por el navegante portugués Fernando de Magallanes, sino por el estrecho de Magallanes, porque “allí se iban a estrellar todos los clubes“.3 Algunos comentan que el nombre ganó solo por un voto.2 Entre sus fundadores aparecen resaltados Juan Carratú y Luis Carratú, la familia Fagre y los turcos Alberto Salomón y Ricardo Salomón, Vicente Issa y Eduardo Kalil. Días antes de la reunión, los fundadores del Club habían decidido seleccionar como sede un campo ubicado en los altos de Cútira, detrás de la plaza Pérez Bonalde de Catia.

Para 1918, Magallanes, con sede en Caracas, inicia las prácticas para seleccionar jugadores. En enero el equipo es inscrito en el Campeonato Nacional de Béisbol. En su primer partido, Magallanes venció al equipo de Flor del Ávila con marcador de 20 a 6, aunque en las siguientes salidas las derrotas fueron más que las victorias, lo que motiva al equipo a retirarse del torneo.2

Tras diez años de ausencia, el Sr. Antonio Benítez decide regresar al béisbol con el equipo Magallanes, un equipo de categoría amateur que ingresó en el torneo de Segunda Categoría de ese año, donde fue eliminado por el conjunto de Estrella Roja.

Una vez que la Liga Nacional de Béisbol se establece en el año de 1927, luego de diez años de aquella reunión sus fundadores unieron esfuerzos para reformar al equipo que resultó afectado por la epidemia de gripe española de 1918. El equipo fue puesto en pie, ya que se decidió organizar anualmente campeonatos de liga. Magallanes estaba listo para ingresar en su categoría.

En 1930 el cuadro turco retaría al todopoderoso Royal del barrio de Sarría, y lo vencería en la serie para alzarse con la “Copa Londres”, desatando la locura en los alrededores de Catia, que se convirtió en la parroquia donde tendría su propio terreno para practicar, al punto de legar su nombre a la populosa barriada conocida hoy como “Los Magallanes de Catia”. Paulatinamente, sus mayores baluartes fueron abandonando el equipo al aceptar mejores propuestas económicas por parte del equipo Concordia, propiedad del hijo de Juan Vicente Gómez, lo que hizo que en 1933 Carratú retirara al equipo del torneo, cerrando así esta segunda etapa.

El deporte se fue incrementando en el país para dar origen a muchos equipos, entre los más resaltantes aparecen Cervecería Caracas (hoy Leones del Caracas), Pastora, Gavilanes y el Royal Criollos. La mejor época del béisbol en Venezuela estuvo comprendida entre los años 40′ y 50′, cuando la pasión estalló por parte del público dando a conocer como los equipos más populares a Gavilanes, Magallanes y Cervecería Caracas. En este periodo el equipo Magallanes participó en ocho certámenes de primera división logró capturar dos títulos y dos subcampeonatos.

Era profesional

Luego de que Venezuela ganara la Copa Mundial de Béisbol, en 1941, Don Carlos Lavaud compra al equipo y le da una nueva perspectiva, se comenzaban a realizar los Navegantes de hoy en día, así, al crearse la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, Magallanes fue uno de los cuatro equipos en participar en el primer torneo de 1946 junto a Cervecería Caracas, Equipo Venezuela y Sabios del Vargas. De esta primera época del béisbol organizado de Venezuela, destaca la figura del prominente Magallanero Vidal López.

El año 1946 fue el debut del Magallanes en la Liga Profesional de Béisbol, la primera liga organizada de béisbol en Venezuela. En el primer encuentro se enfrentaron contra el equipo Venezuela. Magallanes se llevó el triunfo con pizarra final de 5 carreras por 2 con logrando la primera carrera anotada de la Liga en las piernas de Luis Aparicio Ortega, el primer boleto es recibido por Vidal López, y el primer lanzador en obtener un triunfo es Alejandro Carrasquel.

En 1956, Joe Novas y Joe Cruz compraron el equipo. El equipo dejó de llamarse “Magallanes” al irse a la quiebra y desaparece, para dar paso en la temporada de 1956 a “Oriente”. Siete años más tarde Oriente se convierte en “Orientales” luego de ser adquirido por Alfonso Carrasquel y Humberto B. Lozano. Fue un nuevo paso para el equipo, un respiro momentáneo para dar nacimiento a un nuevo “Magallanes” en el torneo de 1964-1965.

En la temporada 1969-1970, tras estar nuevamente al borde de la quiebra, Magallanes es vendido a un grupo de empresarios de Carabobo y se muda a Valencia. Bajo la conducción de Carlos Pascual conquista su primer título desde la campaña 1954-55, derrotando en esa ocasión a los Tiburones de La Guaira en sólo tres juegos. A pesar de partir antes de finalizar la temporada, Clarence Gaston repite el título de bateo con .360. A comienzos de los setenta surge El Poder Negro con Clarence Gaston, Pat Kelly, Ivan Murrel, Jim Holt, Harold King y Dave Parker, donde participan en la Serie del Caribe de 1970, donde el escenario fue el Estadio Universitario de Caracas. Magallanes se apoya en el pitcheo y obtiene el primer título del Caribe para un equipo venezolano, venciendo a los representantes de República Dominicana y Puerto Rico.

En la década de los 80s surge una crisis dejando los peores registros en la historia del equipo que tiene como consecuencia múltiples canjes de jugadores. Llegan a formar parte del equipo Clemente Álvarez, Roberto Espinoza, Willian Magallanes y Carlos García.

Magallanes se vino a más para conquistar seis gallardetes, los más sobresalientes en la década de los 90s donde Magallanes retoma el liderato en la liga. Figuras como Juan Carlos Pulido, Álvaro Espinoza, el Almirante Carlos García, Oscar Azocar y los novatos Eddy Díaz, Melvin Mora y Luis Raven logran ganar el campeonato luego de 15 años en la primera final entre los eternos rivales del béisbol venezolano. La final de la temporada 1993-94 entre los Leones del Caracas y los Navegantes del Magallanes fue sin duda unos de los acontecimientos más esperados en el país. Estos se han enfrentado en tres finales y Magallanes ha salido ganador en dos ocasiones.

Tras el período de 1980, Magallanes fue considerado uno de los mejores equipos de la década de 1990 a finales de 2000, ganando cuatro títulos desde 1993 a 2001. La última victoria fue en la temporada 2001-2002 frente a los Tigres de Aragua, es importante destacar que su eterno rival los Leones del Caracas fueron denominado el club de baseball del siglo en Venezuela por la LVBP, llegando la nave turca en segundo lugar escoltando a los felinos.

En total tiene 10 campeonatos de liga y dos Series del Caribe, conseguidas en las ediciones de 1970 y 1979.6

Estadio

El estadio José Bernardo Pérez fue inaugurado el 8 de octubre de 1955, con el nombre de Estadio Cuatricentenario, bajo el mandato del Gobernador Ricardo Arroyo Ludert.

Fue a partir de la campaña 1965-1966 que se produjo el cambio de nombre, rindiéndole homenaje, de esa manera, a José Bernardo Pérez, una de las glorias del béisbol y el deporte carabobeño. En total, durante 13 temporadas el parque de la capital valenciana fue sede de los Industriales de Valencia y fue en la temporada 1969-1970 cuando recibió al Magallanes luego del traslado de la popular divisa, convirtiéndose desde entonces en su casa.7

Tiene capacidad para unos 15 mil espectadores, posee una pizarra electrónica, sillas en las tribunas, sistema de iluminación, cabinas para transmisión por radio y televisión, estacionamiento para vehículos, entre otras comodidades.

Un hecho curioso de estadio, es que en el diseño del campo de béisbol, el triángulo del home apunta hacia el polo sur, cuando la gran mayoría de los campos de béisbol del mundo, se acostumbra a que apunte hacia el polo norte.

titulos locales

10 Títulos Locales

Año

Campeón

Rival

Record

1949-1950 Navegantes del Magallanes (1) Ninguno

Ninguno

1950-1951 Navegantes del Magallanes (2) Ninguno

Ninguno

1954-1955 Navegantes del Magallanes (3) Ninguno

Ninguno

1969-1970 Navegantes del Magallanes (4) Tiburones de La Guaira

3-0

1976-1977 Navegantes del Magallanes (5) Tiburones de La Guaira

4-2

1979-1980 Navegantes del Magallanes (6) Águilas del Zulia

4-1

1993-1994 Navegantes del Magallanes (7) Leones del Caracas

4-3

1995-1996 Navegantes del Magallanes (8) Cardenales de Lara

4-3

1996-1997 Navegantes del Magallanes (9) Leones del Caracas

4-1

2001-2002 Navegantes del Magallanes (10) Tigres de Aragua

4-1

ARTÍCULO DEPORTIVO

 LIGA VENEZOLANA DE BÉISBOL PROFESIONAL

La Liga Venezolana de Béisbol Profesional, o LVBP por sus siglas, es la liga de béisbol profesional de mayor nivel en Venezuela, compuesta por ocho equipos locales que disputan un campeonato eliminatorio de octubre a diciembre, una serie semifinal en enero, comúnmente llamada Round Robin o Todos contra Todos y una serie final entre los dos mejores equipos de la semifinal.

Al final de la temporada, el equipo que resulta campeón representa a Venezuela en la Serie del Caribe, compitiendo junto con los campeones de las ligas invernales de Puerto Rico, República Dominicana y México.

 INICIOS DE LA LIGA

Luego de las victorias de la Selección de béisbol de Venezuela en la Copa Mundial de Béisbol en las ediciones de 1941, 1944 y 1945, la popularidad del béisbol aumentó aún más, así el 27 de diciembre de 1945, los dueños de los equipos Cervecería Caracas —actuales Leones del Caracas, Navegantes del Magallanes, Sabios del Vargas y Patriotas de Venezuela constituyen la Liga Venezolana de Béisbol Profesional.

El 12 de enero de 1946 se organiza el primer campeonato profesional de Béisbol con la participación de esos cuatro equipos, el primer encuentro fue jugado entre Venezuela y Magallanes resultando ganador este último, aunque el Vargas sería el primer campeón del béisbol profesional venezolano. Entre 1952 y 1953 ocurrieron cambios significativos, Cervecería Caracas es vendido y llamado desde entonces Leones del Caracas, mientras que Sabios del Vargas y Patriotas de Venezuela se retiran del campeonato por problemas económicos. Ante la ausencia de equipos para la temporada 1953/1954 se decide invitar por esa temporada a dos equipos del Estado Zulia que tenía su propia liga (Liga Occidental), Gavilanes y Pastora; el Equipo Venezuela se reincorpora en la temporada 1954/1955 y el equipo Vargas es sustituido por el Santa Marta, el cual modificaría su nombre al año siguiente (1955) pasando la franquicia de la ciudad de La Guaira a Valencia para denominarse Industriales de Valencia. Ese mismo año ocurre otro cambio de nombre, Patriotas de Venezuela pasan a llamarse Licoreros del Pampero propiedad de una empresa licorera venezolana.

En la temporada 1956/1957 Navegantes de Magallanes comienza a denominarse Oriente. Luego en la temporada 1957/1958 la LVBP establece algunos cambios entre los cuales destaca que se debían hacer juegos entre la Liga Occidental y la Liga Central y los ganadores de cada liga disputarían unos partidos adicionales para determinar el equipo venezolano en la Serie del Caribe. La temporada 1959-1960 no se pudo culminar por un conflicto laboral entre la Asociación de Peloteros y la directiva de los clubes sobre la eliminación de los play offs que reclamaban los peloteros, ampero vende su franquicia para la temporada 1962/1963 surgiendo los Tiburones de La Guaira. En la temporada 1964/1965 Oriente cambia nuevamente su nombre al original Navegantes del Magallanes. Todos los equipos jugaban de local en Caracas menos Industriales de Valencia.

 PRIMERA EXPANSIÓN

 En 1964 la Liga pasó a tener seis equipos con la inclusión de los Cardenales de Lara y los Tigres de Aragua, ocurría así la primera ampliación de la Liga. En 1968 los Industriales de Valencia se retiran de esa ciudad y se trasladan a Acarigua denominándose Llaneros de Acarigua disputando únicamente esa temporada porque en 1969 entra el equipo de las Águilas del Zulia en sustitución de los Llaneros de Acarigua —herederos de la franquicia originalmente llamada Vargas—. En ese año Navegantes de Magallanes traslada su sede de Caracas a Valencia. En cinco años había variado notablemente la Liga, ya los equipos no se concentraban sólo en Caracas, además se encontraban en Barquisimeto, Maracay, Maracaibo y Valencia. La temporada 1973/1974 fue suspendida por una segunda huelga de peloteros con los dueños de los equipos venezolanos de béisbol. En 1975 nace un nuevo equipo producto de la fusión entre los Leones del Caracas y los Tiburones de La Guaira, debido a las diferencias sobre la renta que debían cancelar esos clubes a la Universidad Central de Venezuela por el uso del Estadio Universitario de Caracas, llamándose entonces los Llaneros de Portuguesa, participando así sólo esa temporada tras la solución del conflicto.

 SEGUNDA EXPANSIÓN

En 1991 la Liga se expande a ocho equipos, con la inclusión de los Caribes de Oriente —actuales Caribes de Anzoátegui— y los Petroleros de Cabimas, éste último para la temporada 1995-1996 cambia su nombre por Pastora de Occidente, siendo su nueva sede la Ciudad de Carora-Estado Lara, nuevamente emulan la acción anterior; para la temporada de 1998-1999 vuelven a cambiar de nombre, llamándose ahora Pastora de Los Llanos, y su nueva sede sería la Ciudad de Acarigua-Estado Portuguesa, años más tarde llega la temporada 2007-2008, en la cual una vez más cambian de domicilio y pasaron a llamarse Bravos de Margarita siendo su sede la Ciudad de Porlamar-Estado Nueva Esparta. Cabe destacar que hubo un momento de transición en el equipo actual de Bravos de Margarita, ya que al principio, después de llamarse Petroleros de Cabimas, dejan ese nombre por el de Pastora de Occidente en honor al equipo que jugaba en la Liga Occidental del año 53 en el Estado Zulia, mudándose al estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo. Posteriormente, se mudan a la ciudad de Acarigua – Araure en Portuguesa y su nombre cambia al de Pastora de los Llanos. El Paro petrolero de 2002-2003 impidió la realización del campeonato, en gran medida por la falta de anunciantes para la televisión venezolana ya que los canales autorizados por la LVBP para transmitir los juegos -Venevisión y Meridiano Televisión- estaban plegados a la huelga.

En mayo de 2006 se realiza la Convención Anual de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, donde por primera vez se discute la posibilidad de una tercera expansión de la liga, las opciones reales podrían ser para dos equipos, uno en San Cristóbal denominado Toros del Táchira y otro llamado Diamantes de Guayana con sede en Ciudad Guayana.

 EQUIPOS NACIONALES

Equipo

Ciudad/Estado

Estadio

Fundación

Anexo

Títulos de Liga

Águilas del Zulia

Maracaibo, Zulia

Estadio Luis Aparicio

18 de noviembre de 1968

1969−70

5

Bravos de Margarita

Porlamar, Nueva Esparta

Estadio Nueva Esparta

12 de julio de 2007

2007-08

0

Cardenales de Lara

Barquisimeto, Lara

Estadio Antonio Herrera Gutiérrez

5 de noviembre de 1942

1965-66

4

Caribes de Anzoátegui

Puerto La Cruz, Anzoátegui

Estadio Alfonso Carrasquel

15 de julio de 1987

1991-92

1

Leones del Caracas

Caracas, Distrito Capital

Estadio Universitario de Caracas

11 de mayo de 1942

1946

20

Navegantes del Magallanes

Valencia, Carabobo

Estadio José Bernardo Pérez

26 de octubre de 1917

1946

10

Tiburones de La Guaira

La Guaira, Vargas

Estadio Universitario de Caracas

31 de octubre de 1962

1962-63

7

Tigres de Aragua

Maracay, Aragua

Estadio José Pérez Colmenares

15 de octubre de 1965

1965-66

9

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.